Mohamed VI recibe la respuesta de Ban Ki-moon y Brown sobre el estatuto de Jerusalén

  • Rabat, 26 mar (EFE).- El rey Mohamed VI de Marruecos recibió sendos mensajes del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y del primer ministro británico, Gordon Brown, en lo que consta la petición a Israel para que no modifique el estatuto de Al Quds (Jerusalén) y respete las resoluciones del Consejo de Seguridad.

Mohamed VI recibe la respuesta de Ban Ki-moon y Brown sobre el estatuto de Jerusalén

Mohamed VI recibe la respuesta de Ban Ki-moon y Brown sobre el estatuto de Jerusalén

Rabat, 26 mar (EFE).- El rey Mohamed VI de Marruecos recibió sendos mensajes del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y del primer ministro británico, Gordon Brown, en lo que consta la petición a Israel para que no modifique el estatuto de Al Quds (Jerusalén) y respete las resoluciones del Consejo de Seguridad.

En las misivas que recibió Mohamed VI en su calidad de presidente del comité Al Quds, creado por la Organización de la Conferencia Islámica (OCI) para defender el carácter árabe de esta ciudad, Ban y Brown instan a Israel a abstenerse de cualquier acción unilateral.

Las cartas, cuyos textos fueron difundidos anoche por la agencia marroquí MAP, fueron enviadas en respuesta al mensaje del soberano alauí al secretario general de la ONU, a los jefes de Estado de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad y al presidente de la Unión Europea (UE).

En su mensaje el rey Mohamed VI pidió la intervención de estos responsables ante el gobierno israelí para poner fin a la aplicación de la medida por parte de Israel de la demolición de 88 casas, que están habitadas por 1.500 palestinos, en el barrio Al Bustan, en el este de Jerusalén, con el pretexto de que esa área tiene un importante valor histórico.

En su respuesta Ban Ki-moon dice: "Como secretario general de las Naciones Unidas, voy a seguir pidiendo el pleno cumplimiento de las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre Al Quds y las disposiciones del derecho internacional y de instar a todas las partes a abstenerse de cualquier acción unilateral en esta ciudad".

Ban Ki-moon añade que "las resoluciones del Consejo de Seguridad establecen claramente que todos los esfuerzos legislativos para modificar el estatuto de Jerusalén son nulas y sin valor y que las actividades de colonización y destrucción de viviendas con el fin de imponer un hecho consumado sobre el terreno son contrarias al derecho internacional y a la 'Hoja de ruta'".

El secretario general de la ONU indica que "la situación de la Ciudad Santa sigue siendo una cuestión de negociaciones sobre el estatuto permanente entre Israel y la Organización para la Liberación de Palestina, teniendo en cuenta que forma también una de las preocupaciones de todo el mundo árabe e islámico".

A su vez, el primer ministro británico, expresa que "comparto las preocupaciones de Su Majestad acerca de la amenaza de la demolición de casi 90 viviendas en este barrio".

"El Reino Unido apoya firmemente la declaración formulada el 11 de marzo por la presidencia de la República Checa, en nombre de todos los países de la Unión Europea, instando a las autoridades israelíes para evitar la demolición de viviendas palestinas en una zona tan sensible como la de Jerusalé", subraya.