Netanyahu expulsa a varios colonos al su regreso de Washington

KOKHAV HASHAHAR, Cisjordania (Reuters) - La policía israelí expulsó el jueves a varios colonos judíos de una colina de Cisjordania un día después de que el primer ministro, Benjamin Netanyahu, volviera de Washington, donde se le instó a que tomara medidas como ésta.

Sin embargo, poco después de que la policía paramilitar de fronteras sacara del lugar a unas tres docenas de personas, derribando siete cabinas caseras, algunos de los colonos estaban de vuelta reconstruyendo lo que ellos llaman Maoz Esther, o Fuerte Esther, un "puesto de avanzadilla" ilegal incluso según los tribunales israelíes, que rechazan las decisiones legales internacionales sobre que todos los asentamientos son ilegales.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunió el lunes con Netanyahu en la Casa Blanca. Obama quiere que el recién elegido mandatario de derechas tome pasos concretos para reanimar las estancadas conversaciones de paz con los palestinos, lo que incluiría el alto de toda la expansión de asentamientos israelíes en Cisjordania, así como la retirada de los puestos avanzados.

Netanyahu asumió el poder en marzo, sustituyendo al anterior Gobierno de centro. Desde entonces se ha mostrado reacio a comprometerse en torno a los asentamientos y a reabrir negociaciones sobre los temas más sensibles, incluyendo la situación futura de Jerusalén.

El mandatario enfureció el jueves a los palestinos, al decir que la ciudad santa siempre sería la capital indivisible del Estado israelí, en una ceremonia que celebraba la captura de la Jerusalén Este Árabe por parte de Israel en la guerra de Oriente Próximo de 1967.

Los palestinos quieren situar allí la capital de un futuro estado propio.

"Un Jerusalén unido es la capital de Israel. Jerusalén fue y siempre será nuestra", dijo el primer ministro.

"Nunca será dividida y desunida de nuevo", añadió.

La ciudad, a la que ni siquiera los aliados de Israel reconocen como capital, estuvo dividida por una Línea Verde en Este Árabe y Oeste Judío, entre 1948 y 1967, debido a la guerra provocada por la formación de Israel en la región palestina, antes gobernada por Reino Unido.

RECHAZO PALESTINO

El negociador palestino Saeb erekat dijo que los comentarios de Netanyahu eran un paso atrás hacia la consecución de una solución de dos estados, que cuenta con el claro apoyo de la nueva Administración Obama.

"El señor Netanyahu, al decir eso, está diciendo que el estado de conflicto será eterno", dijo Erekat.

Medio millón de judíos viven en asentamientos y puestos de avanza construidos en Cisjordania y Jerusalén este, todo ello territorio capturado por Israel hace 42 años, en la Guerra de los Seis Días.

El Tribunal Penal Internacional dice que todos son ilegales. EEUU y la Unión Europea están de acuerdo, y los consideran obstáculos para la paz.