Netanyahu hará una jugosa oferta a Livni para que forme un Ejecutivo de coalición

  • Jerusalén, 22 feb (EFE).- El líder del partido derechista israelí Likud, Benjamín Netanyahu, se entrevistará esta tarde con la presidenta del Kadima, Tzipi Livni, para negociar su entrada en un Ejecutivo de coalición, que hace dos días recibió el encargo de formar, y le hará una jugosa oferta.

Netanyahu hará una jugosa oferta a Livni para que forme un Ejecutivo de coalición

Netanyahu hará una jugosa oferta a Livni para que forme un Ejecutivo de coalición

Jerusalén, 22 feb (EFE).- El líder del partido derechista israelí Likud, Benjamín Netanyahu, se entrevistará esta tarde con la presidenta del Kadima, Tzipi Livni, para negociar su entrada en un Ejecutivo de coalición, que hace dos días recibió el encargo de formar, y le hará una jugosa oferta.

La prensa israelí coincide hoy en señalar que Netanyahu hará una jugosa oferta a Livni para que dé marcha atrás en su decisión de pasar a la oposición pese a dirigir la lista más votada en las elecciones del pasado día 10.

En esos comicios, el Kadima obtuvo 28 escaños, uno más que el Likud.

Netanyahu ofrecerá a Livni un acuerdo de "plena cooperación" y la redacción conjunta de las líneas maestras de acción del nuevo Ejecutivo, según fuentes que participan en las negociaciones citadas hoy por el diario "Haaretz".

El líder del Likud, quien ya fue primer ministro de Israel entre 1996 y 1999, tentará a la actual jefa de la diplomacia con dos carteras de peso para su partido, a elegir entre Defensa, Finanzas y Asuntos Exteriores, además de otras de menor importancia.

Netanyahu ha dicho además que suspenderá las conversaciones con las formaciones a su derecha en el arco parlamentario hasta que Livni dé una respuesta definitiva.

El pasado viernes, el presidente de Israel, Simón Peres, encargó sin embargo a Netanyahu formar Gobierno tras constatar que disfrutaba de más apoyos para armar una coalición.

En principio, la ministra de Asuntos Exteriores rechaza sumarse a un Ejecutivo sin rotación de primeros ministros, una fórmula que emplearon en los años ochenta los entonces líderes del Partido Laborista, Simón Peres, y del Likud, Isaac Shamir, para resolver un similar empate virtual en las elecciones.

La suma de los escaños del Likud y Kadima y Partido Laborista daría a Netanyahu una mayoría en el Parlamento de 68 de los 120 asientos.

En los últimos días, tanto Livni como Netanyahu han recibido presiones en el seno de sus respectivos partidos para que sumen fuerzas en un Gobierno de unidad nacional que dé estabilidad a Israel de cara a sus dos principales preocupaciones actuales: la crisis financiera internacional y el programa nuclear iraní.

Netanyahu tiene hasta el 20 de marzo para formar gobierno, aunque puede solicitar dos semanas más si lo requiere.