Netanyahu tan solo necesita el apoyo de ocho parlamentarios más para formar Gobierno tras su acuerdo con Shas

Netanyahu tan solo necesita el apoyo de ocho parlamentarios más para formar Gobierno tras su acuerdo con Shas

Netanyahu tan solo necesita el apoyo de ocho parlamentarios más para formar Gobierno tras su acuerdo con Shas

JERUSALÉN, 23 (Reuters/EP) El primer ministro designado de Israel, Benjamin Netanyahu, necesita el apoyo de ocho parlamentarios más para formar Gobierno después del acuerdo alcanzado hoy con el ultraortodoxo partido Shas y el pacto establecido con los ultraderechistas de Yisrael Beitenu la semana pasada. La coalición entre los tres partidos suman un total de 53 asientos en la Knesset (Parlamento israelí) y se sitúan a tan solo ocho de los 61 que marcan la mayoría necesaria para formar Gobierno. El Likud de Netanyahu, obtuvo en las elecciones del pasado 10 de febrero un total de 27 escaños, Yisrael Beitenu consiguió 15 y el Shas once. A pesar de la falta de acuerdo para la formación de un Gobierno de unidad nacional con el partido que obtuvo la mayoría de votos en los comicios, el centro derechista Kadima de la ministra de Exteriores saliente, Tzipi Livni, Netanyahu tan solo necesitaría alcanzar un acuerdo con otra formación política para convertirse en 'premier'. El diputado del Likud Gideon Saar, miembro del equipo negociador de Netanyahu, aseguró tras la firma del pacto al que llegaron hoy con el Shas que su partido espera alcanzar en los próximos días nuevos acuerdos que permitan establecer un Ejecutivo más numeroso. "Ahora tenemos 53 diputados vinculados a los acuerdos de coalición encabezados por Benjamin Netanyahu y en los próximos días trabajaremos para ampliar las bases de apoyo a su Gobierno", agregó Saar. Ahora Netanyahu podría tratar de alcanzar un pacto con los laboristas, que obtuvieron tan solo trece asientos parlamentarios en los últimos comicios. El líder laborista y ministro de Defensa saliente, Ehud Barak, dijo que el próximo martes pedirá la aprobación de un acuerdo con el Likud a los miembros ejecutivos de su partido. Barak se enfrenta a una fuerte oposición dentro de su partido. Los detractores a un acuerdo con el Likud aseguran que alcanzar un pacto de Gobierno con Netanyahu, tras los acuerdos alcanzados por éste con los ultraderechistas de Yisrael Beitenu y los ultraortodoxosos del partido Shas, supondría la sentencia de muerte para los laboristas. Netanyahu, que ya ejerció como primer ministro entre 1996 y 1999, tiene hasta el 3 de abril para obtener los apoyos necesarios que le permitan formar Gobierno, tarea que le fue encomendada el mes pasado por el presidente israelí, Shimon Peres. De no alcanzar un acuerdo con los laboristas, las opciones parecen pasar por nuevos acuerdos con partidos minoritarios de derechas, como Judaísmo Unido por la Torá (que obtuvo cinco escaños), Unión Nacional (cuatro) o Hadash (tres). Un mayor acuerdo entre las fuerzas conservadoras, unido al nombramiento como ministro de Exteriores del líder de Yisrael Beitenu, Agvidor Lieberman, de marcado discuros anti árabe, podría tensar aún más el conflicto con los palestinos. BIOGRAFÍA DE NETANYAHU Nacido en 1949 en la ciudad de Tel Aviv, pero criado en Jerusalén y con estudios cursados en Estados Unidos, donde su padre ejercía como profesor universitario, Netanyahu habla inglés con más fluencia que el resto de la élite política hebrea. Licenciado en el Instituto Tecnológico de Massachussetts, 'Bibi' --apodo que mantiene desde la infancia-- se alistó en el Ejército israelí en 1967, sirviendo en misiones secretas y en el rescate de los rehenes secuestrados en un avión de la compañía Sabena en 1972, una operación coordinada por Barak. Además, combatió en la guerra de 1973, lo que le valió para ser reconocido con el rango de capitán del Ejército. Fue en 1976, después del asesinato de uno de sus dos hermanos, cuando entró en el campo de la política. El primer alto cargo que ejerció fue el de embajador israelí en Naciones Unidas, para lo que fue designado en 1984. Dos años más tarde obtuvo un asiento parlamentario en la Knesset por el Likud y en 1988 fue nombrado ministro de Exteriores. Como primer ministro entre 1996 y 1999 sacó las tropas israelíes de la ciudad ocupada de Hebrón, en Cisjordania, en virtud de un acuerdo provisional con los dirigentes palestinos. Unas elecciones anticipadas motivadas por otros pactos con los palestinos acabaron con su mandato entonces. En 2003 fue nombrado ministro de Finanzas, pero abandonó el cargo en protesta por la retirada de las tropas israelíes de la Franja de Gaza.