O.Próximo.- La OLP advierte al futuro gobierno israelí de que para ser "un socio para la paz" debe aceptar dos Estados

JERUSALEN, 11 (EUROPA PRESS) El negociador jefe de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erakat, advirtió hoy de que para que el futuro gobierno palestino pueda ser "un socio para la paz" debe respetar la solución de dos Estados y congelar la actividad de los asentamientos, tras las elecciones generales celebradas ayer en Israel. "Cualquier futuro gobierno israelí que no respete los pasados acuerdos con la OLP, que no congele totalmente toda la actividad de los asentamientos, cualquiera que no aborde en serio la Iniciativa de Paz Árabe, y que no crea en una solución de dos Estados basada en las fronteras de 1967, no puede ser un socio para la paz con los palestinos", previno Erakat. En un comunicado, el negociador palestino denunció que Israel ha violado los acuerdos alcanzados y "ha aumentado espectacularmente las actividades de asentamiento" en Cisjordania, así como "la anexión de tierras palestinas y el deterioro de la viabilidad misma de una solución de dos Estados". Por ello, subrayó que los palestinos quieren que haya "un completo congelamiento de todas las actividades de asentamiento israelíes", incluido Jerusalén Este, conforme con los acuerdos previos y el Derecho Internacional "lo que incluye el desmantelamiento inmediato de todos los asentamientos israelíes construidos desde marzo del 2001". Por otra parte, Erekat consideró que "la comunidad internacional tiene la obligación de exigir a Israel rendir cuentas por su reincidencia en el incumplimiento de sus obligaciones" y pidió a Israel que respalde la Iniciativa de Paz Arabe, puesto que "ofrece una oportunidad única para avanzar el proceso de paz en base a una paz regional total". "Es una oportunidad que hasta ahora Israel ha desperdiciado", opinó. En lo que respecta a la Franja de Gaza, el negociador palestino insistió en que "Israel tiene que levantar su asfixiante asedio sobre Gaza" que ha provocado "una crisis humanitaria que no se puede tolerar". En este sentido, pidió que se permita "la entrada de todo material necesario para la reconstrucción de Gaza". Con el 99,7 por ciento de los votos escrutados, el Kadima de la ministra de Exteriores Tzipi Livni ha conseguido 28 de los 120 escaños que conforman el Parlamento israelí (la 'Knesset'); el Likud de Benjamin Netanyahu, al que los sondeos daban como favorito, ha logrado 27; el ultraderechista Yisrael Beiteinu ha subido hasta los 15 y los laboristas se han debido contentar con 13. El partido ultraortodoxo Shas ha conseguido once escaños.