Obama apoya ante Netanyahu la solución de dos estados

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, expresó su apoyo a la creación de un Estado palestino tras la reunión que sostuvo el lunes con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien se abstuvo de aprobar la iniciativa.

Obama, en declaraciones a los periodistas junto a Netanyahu en la sala Oval, también recordó a Israel su compromiso bajo los esfuerzos de paz trazados por Estados Unidos en 2003 de poner fin a los asentamientos en la ocupada Cisjordania.

"Hablamos acerca de recomenzar negociaciones serias sobre temas de Israel y los palestinos", expresó Obama, agregando que es el interés de ambas partes "alcanzar una solución de dos Estados".

"Es del interés no sólo de los palestinos sino también de los israelíes, de Estados Unidos y de la comunidad internacional conseguir una solución de dos estados", agregó.

Netanyahu reiteró en sus comentarios su apoyo a un autogobierno palestino, pero no mencionó el tema de un Estado, una posición que subraya una fisura inusual en las relaciones entre Estados Unidos e Israel.

"No queremos gobernar a los palestinos. Queremos que ellos se gobiernen a sí mismos", dijo Netanyahu, haciéndose eco de las declaraciones que ha hecho en el pasado.

Obama ve el compromiso con el proceso de paz israelí palestino como un paso crucial para reparar la dañada imagen estadounidense en el mundo musulmán y convencer a los Estados árabes moderados para formar un frente unido contra Irán.

Ha habido signos de que Obama espera cambiar la postura de Netanyahu con la perspectiva de normalizar los lazos entre Israel y todos los Estados musulmanes, pero llegar a tal acuerdo implicaría un extraordinario trabajo de diplomacia por parte de Estados Unidos.

El tema de la actividad nuclear de Irán también surgió durante las conversaciones en la Casa Blanca.

Con los líderes israelíes principalmente escépticos ante los esfuerzos de Obama para involucrar a Irán diplomáticamente, Netanyahu había planeado poner énfasis en las crecientes preocupaciones acerca de las ambiciones nucleares de Irán, dijeron responsables israelíes antes del inicio de la reunión.

Obama dijo que después del encuentro no vio razones para establecer una fecha límite en la actividad diplomática con Irán, pero señaló que a Estados Unidos le gustaría ver progresos con Teherán para fines de año.

Además precisó que no está cerrando las opciones contra Irán, incluidas las sanciones, si continúa desarrollando su programa nuclear. Washington cree que el programa quiere producir armas atómicas, pero Teherán afirma que sólo tiene fines pacíficos.