Obama, conciliador con musulmanes, apoya un Estado palestino

Obama, conciliador con musulmanes, apoya un Estado palestino

Obama, conciliador con musulmanes, apoya un Estado palestino

ANKARA (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el lunes en Turquía, un país de mayoría musulmana con una democracia laica, que su nación no estaba en guerra con el Islam y que quería dar un impulso a los esfuerzos para crear un Estado palestino.

Obama reiteró la posición estadounidense después de que el nuevo ministro de Asuntos Exteriores israelí dijera la semana pasada que el Estado judío no estaba comprometido con ningún acuerdo que le obligue a comenzar negociaciones por la creación de un Estado palestino.

"Déjenme ser claro: Estados Unidos apoya totalmente el objetivo de dos estados, Israel y Palestina, viviendo juntos en paz y seguridad", dijo Obama en un discurso en el Parlamento turco.

El jefe de las negociaciones de paz palestino, Saeb Erekat, saludó las palabras de Obama, y dijo que se había comprometido con fuerza con la solución de dos estados.

La oficina del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que Israel estaba comprometido con alcanzar la paz y que iba a cooperar con el Gobierno de Obama para lograr ese objetivo.

Obama se encuentra en la última etapa de su primer viaje al exterior como presidente. Es también su primera visita a un país de mayoría musulmana, por lo cual tiene toda la atención del mundo islámico.

El mandatario está intentando reconstruir las relaciones con los musulmanes, molestos por la invasión de Irak y la guerra en Afganistán, mientras resurge la insurgencia de Al Qaeda y los talibanes.

"Déjenme decir esto lo más claro que pueda: Estados Unidos no está en guerra con el Islam. De hecho, nuestra sociedad con el mundo musulmán es crucial para revertir una ideología marginal que rechazan las personas de todas las religiones", dijo Obama.

"Pero también quiero dejar claro que la relación de Estados Unidos con el mundo musulmán no puede y no estará basada en su oposición a Al Qaeda. Nada de eso. Buscamos un compromiso amplio basado en intereses comunes y respeto mutuo. Vamos a escuchar con cuidado, reduciremos los malos entendidos, y buscaremos un consenso", añadió.

Turquía es una importante ruta de tránsito para las tropas y el equipamiento estadounidenses enviados a Irak, al igual que Afganistán. Mientras Estados Unidos reduce sus fuerzas allí, la base área de Incirlik podría tener un papel clave.

INFLUENCIA TURCA

La visita de dos días de Obama es una aceptación del alcance, el poder económico, los contactos diplomáticos y el estatus de Turquía como una democracia laica que quiere formar parte de la Unión Europea.

"Dada la actividad y credibilidad turcas en la región que se extiende desde Afganistán hasta Oriente Próximo, pasando sobre las rutas de transporte de energía, Obama quiere dar un nuevo impulso a una sociedad estratégica con Turquía", dijo Cengiz Candar, analista y experto en Oriente Medio turco.

Las relaciones entre ambos países se deterioraron en 2003, cuando Ankara se opuso a la invasión de Irak y se negó a permitir el despliegue de tropas estadounidenses en su territorio. Turquía también criticó a Washington por dejar que los separatistas kurdos se establecieran en el norte de Irak, desde donde lanzan ataques contra territorio turco.

Obama ofreció mejorar la cooperación en la lucha contra los rebeldes separatistas del PKK y apoyó el combatido intento de Turquía de ingresar en la UE.

"La grandeza de Turquía yace en su capacidad de ser el centro de las cosas. Aquí no es donde se dividen el Este y el Oeste, es donde se unen", dijo Obama.

"Es un miembro de la OTAN y también es una nación de mayoría musulmana, única en esa posición y, como consecuencia, tiene entendimiento acerca de una serie de desafíos regionales y estratégicos a los que podríamos enfrentarnos", añadió.

Turquía no fue el lugar elegido por Obama para cumplir su promesa de ofrecer un discurso en una capital musulmana, pero su parada en el país es un modo de enfatizar su mensaje de buena voluntad a los musulmanes.

"Estados Unidos se vio enriquecido por los musulmanes estadounidenses. Muchos otros estadounidenses tienen musulmanes en su familia, o han vivido en un país de mayoría musulmana. Yo lo sé porque soy uno de ellos", dijo Obama en su discurso al Parlamento.

Por otro lado, Obama definió a Irán como una "gran civilización" y dijo que quería comprometerse con la república islámica. Pero añadió: "Los líderes de Irán deben elegir si intentan fabricar un arma o construir un futuro mejor para su pueblo".