Optimismo en las negociaciones previas a la Conferencia contra el Racismo

  • Ginebra, 17 abr (EFE).- Los países participantes en los trabajos previos a la Conferencia Mundial de la ONU contra el Racismo (Durban II) se muestran optimistas sobre las negociaciones para alcanzar un texto de compromiso y evitar el fracaso de esa reunión, que tendrá lugar la semana próxima en Ginebra.

Optimismo en las negociaciones previas a la Conferencia contra el Racismo

Optimismo en las negociaciones previas a la Conferencia contra el Racismo

Ginebra, 17 abr (EFE).- Los países participantes en los trabajos previos a la Conferencia Mundial de la ONU contra el Racismo (Durban II) se muestran optimistas sobre las negociaciones para alcanzar un texto de compromiso y evitar el fracaso de esa reunión, que tendrá lugar la semana próxima en Ginebra.

"Hay un sentimiento de mayor optimismo y las diferentes preocupaciones expresadas públicamente y las reservas presentadas por algunas delegaciones fueron discutidas y, hasta donde tengo entendido, fueron resueltas en gran parte", indicó hoy un portavoz de la ONU.

Agregó, sin embargo, que "hay asuntos que permanecen abiertos y que se están discutiendo ahora mismo".

Tras la decisión de llevar las negociaciones a consultas informales y privadas (sin la presencia de representantes de ONG ni de la prensa), que se prolongaron ayer hasta muy tarde, las delegaciones se reunieron esta mañana bajo las mismas condiciones, con miras a reanudar su sesión pública esta tarde.

"Nuestra esperanza es que cuando la reunión plenaria se reanude esta tarde se pueda avanzar hacia un documento final que sea aceptable en la conferencia de la próxima semana", declaró el portavoz.

Entre los temas conflictivos superados estaban las referencias a países (Israel) o situaciones de conflicto (Oriente Medio) específicos, que fueron eliminadas.

Lo mismo ocurrió con la posibilidad de que argumentos como la incitación al odio religioso sean utilizados para limitar la libertad de expresión.

Los países musulmanes reclamaban que estos asuntos fuesen tratados en la Declaración, a lo que se negaron las delegaciones occidentales, principalmente las europeas.

En tanto, Estados Unidos mantiene la incógnita sobre su participación en la Conferencia, mientras que Israel, Canadá e Italia han dicho que no acudirán.

Una cuestión abierta es el mantenimiento del recuerdo del Holocausto pero sin mencionar otros crímenes contra diferentes pueblos.

"Por qué el Holocausto debería aparecer y no otros genocidios y la matanza del pueblo palestino", declaró a Efe un diplomático de los países de la Organización de la Conferencia Islámica (OIC), que respaldan la postura de Irán.

Las delegaciones tienen hasta hoy para cerrar todos los puntos de divergencia y poder presentar un texto exento de controversias ante la Conferencia.

La demora en cerrar este proceso ha retrasado la decisión de los Gobiernos sobre el nivel de delegación que están dispuestos a enviar a Ginebra.

Ante un inminente fracaso, como se temió en algún momento, muchos países serían representados simplemente por sus embajadores ante la ONU en Ginebra, mientras que una expectativa positiva induciría a un representación de más alta jerarquía.

Estas dudas se reflejan en que durante toda esta semana no se ha anunciado la presencia de ningún presidente, vicepresidente o ministro.

Por el momento, se mantiene la lista que anuncia la llegada de los mandatarios de Irán, Timor Oriental, Togo y Montenegro, mientras que los Gobiernos de Egipto, Nigeria, Noruega, Sudáfrica y Uganda enviarán a sus ministros de Asuntos Exteriores, Lesoto a su primer ministro y Zambia a su vicepresidente.