1 de octubre, fecha marcada en rojo para el referéndum de Cataluña


  • Carles Puigdemont tiene previsto anunciar la próximo semana el día que la Generalitat convocará el referéndum en Cataluña.

  • El anuncio tendrá lugar pocos días después del acto de Puigdemont en Madrid, donde tiene previsto lanzar al Gobierno una última oferta para celebrar una consulta pactada.

Puigdemont dará en una sala del Palacio de Cibeles la conferencia del referéndum que quiso pronunciar en el Senado

Puigdemont dará en una sala del Palacio de Cibeles la conferencia del referéndum que quiso pronunciar en el Senado BARCELONA | EUROPA PRESS

1 de octubre. Es la fecha elegida por la Generalitat para el referéndum independentista de Cataluña. Aunque amagaron con adelantarlo a antes del verano, será ese día el elegido con toda probabilidad, según informa La Vanguardia citando a fuentes de JuntsxSí. El elegido para realizar el anuncio es el propio president, Carles Puigdemont.

El anuncio está previsto que se haga oficial la próxima semana, justo después de la conferencia que pronunciará Puigdemont en el auditorio la Caja de Música de Madrid, una sala cedida por el Ayuntamiento de la capital. Ese día está previsto que el president realice el último ofrecimiento al Gobierno de Rajoy para negociar un referéndum pactado. 

En el acto de Madrid también estarán presentes el vicepresident, Oriol Junqueras, y el conseller de Exteriors, Raül Romeva, y llegará por título 'Un referéndum para Catalunya. Invitación a un acuerdo democrático'. La Generalitat ha invitado al evento al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a todos los grupos políticos, instituciones económicas, empresarios y líderes sociales.

El 1 de octubre sería una fecha lógica en la hoja de ruta diseñada por JuntsxSí y la CUP. Según La Vanguardia, es un día posterior al 11 de septiembre, jornada en la que en Cataluña se celebra la Diada, y suficientemente alejada de la misma para que no se pueda acusar a los organizadores de incidir en la jornada. El domingo previo es la Mercè, fiesta local en Barcelona, lo que desaconseja una jornada de votación. 

El Gobierno de Rajoy, por su parte, se niega a negociar cualquier tipo de consulta, aunque sea pactada. Moncloa asegura que tiene lista la respuesta en caso de que la Generalitat convoque el referéndum. Dicen que siempre será "proporcional". La primera decisión será recurrir la convocatoria al Tribunal Constitucional para que proceda a anularla. A partir de ahí la estrategia a seguir es una incógnita.