Los líderes mundiales acordarán elaborar una 'lista negra' de paraísos fiscales en 2009, según Intermón

LONDRES, 2 (Europa Press/Alicia Crespo)

Los líderes mundiales de la cumbre del G-20 acordarán hoy, previsiblemente, elaborar una 'lista negra' de los paraísos fiscales a lo largo de este año, de cara a la progresiva y futura eliminación de estas jurisdicciones que facilitan la evasión de impuestos, según informó a Europa Press el portavoz de Intermón Oxfam, Jaime Atienza.

Dicha 'lista negra' incluiría a los países que no colaboran a la hora de suministrar información fiscal a otras jurisdicciones y podría acarrear el establecimiento de penalizaciones, dentro de los esfuerzos de los países reunidos en Londres para avanzar en los mecanismos de supervisión y control del sistema financiero.

Según cálculos de Intermón Oxfam, la evasión fiscal de los países desarrollados se eleva cada año a unos 200.000 millones de euros, lo que acaba repercutiendo sobre los sistemas de bienestar social tanto de estos países como de los menos desarrollados. "Hay que limpiar el sistema financiero además de hacerlo más eficiente", aseveró.

El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, defiende que los países del G-20 cierren su encuentro con una lista de países que no ayudan a la justicia en sus requerimientos de información, pero la oposición de diversos países, entre los que figuran China y Brasil, partidarios de definir primero qué es un paraíso fiscal, han diluido estas pretensiones, indicó el portavoz.

Los intereses de China de postergar la elaboración de la lista negra podrían responder a sus intentos de prolongar la operativa actual en Macao, mientras que las reticencias de Brasil podrían tener relación con un eventual intercambio de favores dentro de las negociaciones que se cuecen dentro y al margen de la cumbre, según fuentes cercanas a la negociación.

El portavoz de Intermón Oxfam lamentó además que se haya dejado para más adelante avanzar en la idea de establecer un mecanismo automático de transmisión de datos a una autoridad internacional, a pesar de que figuraba en la agenda inicial que manejaban los grupos de trabajo. "Es preocupante que se haya desinflado esta voluntad", consideró.

Asimismo, Atienza indicó que también se han abordado, de forma menos intensa, cuestiones sobre el cambio climático, ya que si se constata la necesidad de más estímulos fiscales, algunos países, entre los que podría figurar España, se plantean dirigirlos hacia las energías verdes, postura que defienden Corea y China, principalmente.

"La crisis financiera y económica es tan grande que no hay espacio para estos temas, a pesar de que son vitales para las futuras generaciones, porque va a haber que hacer un uso especial de la energía, y este sería el momento para hacerlo", sostuvo el portavoz de Intermón Oxfam.