El pablismo empieza la purga y quiere a Errejón fuera de sus dos cargos


Lainformacion.com|
  • El 'pablismo' apuesta por suprimir la Secretaria Política que ocupa Íñigo Errejón en Podemos y colocar a una mujer, Irene Montero o Carolina Bescansa, en la portavocía del Congreso. Echenique será el nuevo número dos del partido.

  • El equipo de Pablo Iglesias ha echado un pulso al errejonismo y ha ganado. La decisión la tomará el Consejo Ciudadano Estatal, totalmente controlado por Iglesias, y que se celebrará el sábado 18 de febrero.

Bescansa no cree que Errejón vaya a disputar a Pablo Iglesias el liderazgo de Podemos

Bescansa no cree que Errejón vaya a disputar a Pablo Iglesias el liderazgo de Podemos MADRID | EUROPA PRESS

El 'pablismo' no tendrá piedad con Íñigo Errejón. "Es como la final de la Champions. Juegan el Atleti y el Madrid. El Madrid mete 3 goles y el Atléti 1. ¿Quién se lleva la Copa de Europa?" Con este símil resume a Lainformacion.com un miembro del Consejo Ciudadano Estatal lo ocurrido este fin de semana en Vistalegre 2 y lo que sucederá a partir de ahora en Podemos.

Pablo Iglesias ha derrotado a Íñigo Errejón y pilotará el partido a partir de ahora. El 'pablismo' asegura que Podemos se configurará en las próximas semanas en un partido como el que quiere Iglesias, más pegado a la calle. "Si no lo hacemos engañaríamos a quienes nos han votado", afirman los ganadores.

[¿Cuánto tiempo tardará Pablo Iglesias en 'cargarse' a Íñigo Errejón?]

Será el Consejo Ciudadano Estatal el que tome las decisiones más importantes que afecten al funcionamiento interno de Podemos. Pablo Iglesias ha ganado en todo: en la votación a secretario general y en las referentes a todos los documentos. Su liderazgo es incontestable y su equipo será el que decida qué tipo de partido surge tras esta segunda asamblea ciudadana.

[Pepe Viyuela, el exJemad, Cañamero... Así es el nuevo Consejo Ciudadano de Podemos]

Una vez configurado el Consejo Ciudadano habrá que decidir cómo se configura la ejecutiva del partido. En el 'pablismo' se da por seguro que se suprimirá la secretaría política que hasta Vistalegre 2 ocupa Íñigo Errejón. Ese cargo fue creado tras Vistalegre 1 para configurar el funcionamiento de Podemos pero ahora creen que sobra.

Tras la primera asamblea de 2014, Errejón ocupó este cargo con el objetivo de organizar Podemos. Iglesias estaba en el Parlamento Europeo y no tenía tiempo para atender los asuntos en Madrid. Ahora, con Iglesias ya en la capital la secretaría política apunta a su amortización.

Una secretaría política desde la que Errejón logró situar en los puestos clave del día a día de la formación (prensa, 'fontanería' del partido) a muchos de sus afines, creando casi una estructura paralela 'errejonista' en el seno de la formación morada. Y Pablo Iglesias y sus afines, ganadores absolutos de Vistalegre II, no están dispuestos a que algo así vuelva a repetirse. 

Echenique será el número 2

Lo cierto es que el 'ticket' Iglesias-Errejón es ya parte de la historia del partido. El nuevo número dos de la formación será Pablo Echenique. Algo, por lo demás, que es asumido tanto por los errejonistas como por los pablistas. Y es que Pablo Echenique  fue el segundo más votado en listas abiertas, con amplia ventaja sobre Errejón, que quedó tercero, a pesar de concurrir en séptimo lugar. 

El líder aragonés se mantendrá como secretario de Organización y pasará a ser la mano derecha del secretario general. Primero deberá dimitir como secretario autonómico de Aragón para ajustarse al principio de 'una persona, un cargo' que él mismo incorporó al documento organizativo de la candidatura pablista.

Iglesias dice que Errejón debe estar "en primera línea" pero su posición la decidirá el Consejo Ciudadano Iglesias dice que Errejón debe estar "en primera línea" pero su posición la decidirá el Consejo Ciudadano

Iglesias dice que Errejón debe estar "en primera línea" pero su posición la decidirá el Consejo Ciudadano MADRID | EUROPA PRESS

El Consejo Ciudadano será el sábado 18

El Consejo Ciudadano Estatal (CCE), con amplísima mayoría 'pablista' -37 miembros, por 23 de los afines a Errejón y 2 de los Anticapitalistas-, se celebrará este próximo sábado, 18 de febrero. Será este órgano el que elija la ejecutiva, el Consejo de Coordinación, el núcleo duro de poder el partido.

El Consejo Ciudadano -máximo órgano de dirección de Podemos entre asambleas- tiene ahora la competencia de nombrar a la nueva Ejecutiva, tras haberse impuesto en Vistalegre II la propuesta organizativa de Iglesias frente a la de su secretario político, Íñigo Errejón. Antes, el Consejo de Coordinación también lo nombraba el CCE, pero a propuesta del secretario general.

Aunque Iglesias ya no es el encargado de elevar al Consejo una propuesta de composición del Consejo de Coordinación, los suyos cuentan con mayoría absoluta en la dirección, por lo que no tendrá problemas a la hora de decidir quién forma parte del "órgano colegiado en que se apoyan la Secretaría General y el Consejo Ciudadano para realizar las tareas de carácter político y de coordinación interna".

Iglesias ya ha dicho que le gustaría contar en esta ejecutiva con Errejón y con alguno de sus afines, como el hasta ahora responsable de Internacional, el vasco Pablo Bustinduy. La oferta 'pablista' pasará por ofrecer a ellos dos un puesto en la ejecutiva, a la que también pretenden aupar al eurodiputado Miguel Urbán, líder de los Anticapitalistas. 

La portavocía en el Congreso para Montero o Bescansa

Otra decisión importante será la que afecte a la portavocía de Podemos en el Congreso, que también ocupa Íñigo Errejón. Los 'pablistas' creen que Iglesias debería elegir a un nuevo número dos en el Parlamento, de su absoluta confianza. Circulan ya dos nombres: Irene Montero y Carolina Bescansa. El reelegido secretario general quiere feminizar los diferentes niveles del partido, según ha repetido en los últimos días.

Desde el 'pablismo' aseguran también que "no va a haber vencedores y vencidos" y que Pablo Iglesias ha tomado buena nota del mensaje de "unidad" que le ha pedido Vistalegre 2. Cree que nadie sobra en Podemos, aunque es evidente que el papel de Errejón no será tan destacado como hasta ahora.