ÁBALOS NIEGA QUE EL ACUERDO EN CASTILLA-LA MANCHA SEA "UN PRIMER PASO" PARA UNA MOCIÓN DE CENSURA

MADRID|
- Recuerda a García-Page que en democracia los votos se expresan en escaños y sin mayorías absolutas "caben todas las posibilidades parlamentarias". El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, mantuvo este viernes la tesis de que el acuerdo con Podemos en Castilla-La Mancha no es "un primer paso" para una moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aunque como hipótesis de futuro "todo es posible".En una entrevista en RNE recogida por Servimedia, Ábalos respondió así al ser preguntado por la reflexión del portavoz de la dirección del PSOE, Óscar Puente, que no descarta que los acuerdos con Podemos fructifiquen en el futuro en una moción de censura contra Rajoy. "No deja de ser una hipótesis de futuro", dijo, pero el acuerdo en Castilla-La Mancha y la política nacional son "dos cosas distintas". La realidad, explicó, es que ya no hay bipartidismo y existen dos fuerzas políticas, Podemos y Ciudadanos, "que van a estar presentes y va a haber que contar con ellas" porque "van a determinar mayorías de futuro". Al PP "le pasa lo mismo", precisó, y de hecho gobierna gracias a un acuerdo con Ciudadanos que "desgraciadamente no está desarrollando en sus aspectos positivos". En todo caso, no cree que ese acuerdo autonómico sea "un primer paso" para uno estatal, porque ese acercamiento entre el PSOE y Podemos ya se ha dado en otras comunidades, como Valencia o Aragón, donde los socialistas gobiernan gracias al apoyo de la formación liderada por Pablo Iglesias. En Castilla-La Mancha también fue así, recordó, pero luego la alianza se rompió y ahora se ha retomado con la entrada de Podemos en el Gobierno como "salvaguarda" para el cumplimiento de los acuerdos que han permitido la aprobación de los Presupuestos. Todo ello, reiteró, "no determina en absoluto la política nacional". "LO INTENTÓ CON EL PP"De hecho, Ábalos aseguró que la materialización de ese acuerdo con la toma de posesión de los consejeros de Podemos no era "un hecho tan relevante para que mereciera la presencia" de una representación de la dirección federal del PSOE. Preguntado por el aparente cambio de opinión del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, respecto a Podemos, Ábalos aseguró que lo importante era seguir desarrollando un programa socialista en ese territorio y para ello eran necesario "aliados". "Lo intentó con el PP", explicó, pero ese partido "no facilitó" el acercamiento y Podemos "sí que ha estado por la labor". VOTOS Y ESCAÑOSPreguntado por las declaraciones de García-Page sobre la necesidad de ganar al PP con los votos descartando acuerdos "espurios", Ábalos alertó de que "lo que hoy parece espurio mañana es necesario", y lo que ha ocurrido en Castilla-La Mancha es la prueba. En su opinión, es "evidente" que en democracia son los votos los que determinan las mayorías, pero la representación parlamentaria también se deriva de esos votos, precisó, y cuando no hay una mayoría absoluta "caben todas las posibilidades parlamentarias" y todas ellas están basadas en los votos. "No sé exactamente qué es espurio o no", añadió. Se preguntó, en ese sentido, si en las mayorías que busca el PP con nacionalistas y otros partidos "a cambio de dinero" o de promesas programáticas es "todo perfecto" mientras que los acuerdos impulsados por el PSOE están "condenados a lo espurio". "Los votos se expresan en escaños", recordó.