Bayern de Múnich cura sus heridas ante el PSV Eindhoven (4-1)

DEU Bavaria Múnich|

El Bayern de Múnich, después de tres partidos sin ganar, regresó al camino del triunfo superando 4-1 al PSV Eindhoven, este miércoles en la tercera jornada del grupo D de la Liga de Campeones, donde se recuperó del revés anterior ante el Atlético de Madrid.

Esa derrota en el Vicente Calderón, por 1-0 el pasado 28 de septiembre, cortó una impresionante racha de victorias y desató los nervios del equipo bávaro, que luego empató dos encuentros en la Bundesliga, frente a Colonia (1-1) y Eintracht Fráncfort (2-2).

Con la presión de ganar para no agravar el inicio de crisis, los jugadores del Bayern salieron decididos a por la victoria y se adelantaron por medio de Thomas Müller (minuto 13) y Joshua Kimmich (21), aunque los holandeses acortaron la desventaja en el 41 por medio de Luciano Narsingh.

En la segunda mitad, el Bayern sentenció con los tantos del polaco Robert Lewandowski en el 59 y del holandés Arjen Robben en el 84.

"Esta es la reacción que esperaba del equipo. Hemos jugado bien, pero vamos a tener que dar el máximo en los próximos partidos para poder disputar la primera plaza del grupo", declaró el entrenador italiano Carlo Ancelotti.

El Bayern suma ahora 6 puntos y se consolida como segundo del grupo D, por detrás del Atlético de Madrid, que venció 1-0 en el campo del Rostov y lleva un pleno de 9 puntos. El PSV Eindhoven es tercero con 1 punto, igual que el propio Rostov, colista por una peor diferencia de goles.

El partido empezó a decantarse del lado alemán en el 13, en un saque de esquina lanzado en corto para Müller, que tras un primer intento salvado por el portero pudo llegar al rechace y firmar el primero de la noche.

En el 21, un centro del austríaco David Alaba fue cabeceado a la red por Kimmich.

Narsingh devolvió al PSV al partido en el 41, culminando un contragolpe con un potente disparo cruzado que Manuel Neuer llegó a tocar, pero sin poder llegar a repeler.

En el 60, una gran jugada de Robben ante sus compatriotas terminó en un rechace que aprovechó Robert Lewandowski para establecer el 3-1, poniendo de nuevo distancias en el marcador del Allianz Arena, antes de que el propio Robben pusiera el cuarto, de cabeza en el 84, tras un pase maravilloso de Thiago Alcántara.

"Después de no haber podido ganar en nuestros tres últimos partidos, esto es lo mínimo que podíamos hacer. Hemos afrontado muy bien el partido y hemos dominado claramente. Luego dominamos algo menos, unos minutos, perdimos un poco el control", analizó Robben, satisfecho en líneas generales con lo mostrado por su formación.

En la cuarta jornada de la fase de grupos de la Champions, ambos equipos volverán a verse las caras, en ese caso en suelo holandés el martes 1 de noviembre.