CATALUÑA. EL PSOE REIVINDICA A SUS ALCALDES COMO EL “ÚNICO DIQUE INSTITUCIONAL” DE RESPETO A LA LEY Y A LA DEMOCRACIA

MADRID|
El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, reivindicó este sábado a los alcaldes del PSC como el “único dique institucional” de respeto a la ley y a la democracia en Cataluña frente al “acoso” y el “hostigamiento” de “supuestos izquierdistas y demócratas” ante el 1 de octubre.Así se pronunció Ábalos durante su participación en la inauguración del 13º Congreso de los socialistas canarios, que se celebra este fin de semana en el Teatro Víctor Jara de Vecindario, en el municipio grancanario de Santa Lucía de Tirajana.Ábalos se pronunció de esta manera el mismo día que el independentismo catalán, con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, al frente, organizó en Barcelona un acto de apoyo a los más de 700 alcaldes que están dispuestos a colaborar con el referéndum del 1 de octubre a pesar de estar siendo investigados por la Fiscalía.Ábalos utilizó la “crisis territorial” que se vive actualmente en España para afear que haya quienes –en referencia a Podemos sin nombrarles- defiendan “una posición y otra para quedar bien. Así no reciben críticas”.Por ello, se preguntó si en la formación morada “¿están por el referéndum, o por lo que algunos quieren llamar referéndum, o no?”; “¿están por la unidad de España o no?”. Tras dejar claro que “tan legítimo” es apoyar o no la independencia, dejó claro que lo que no se puede concebir es “estar en contra de la independencia y a favor de un referéndum ilegal”. Advirtió de que “hay cosas muy serias en juego para intentar congraciarse con determinados elementos”, ya que, a su juicio, no existe una “disputa de poder político”, sino un “problema de convivencia y de relaciones entre la gente que no se arreglará fácilmente”.Elevó el tono para indicar que los independentistas se mueven en parámetros propios del “fundamentalismo” y de la “fe”, lo que le permitió aseverar que “cuando la fe se impone, la razón pierde espacio”.Por esa razón, defendió que el PSOE pretende desarmar el desafío independentista a partir del “diálogo”, la “única vía”, a su juicio, que ha dado éxito en España, “un país que sabe mucho de enfrentamientos” a lo largo de su historia.Explicó que el PSOE respeta que cada pueblo tenga la “identidad” que considere oportuna, siempre y cuando mantenga un “sentimiento de pertenencia” a un “proyecto más global”: el de España.APOYO AL PSCLanzó un mensaje de apoyo a los socialistas de Cataluña, que mantienen una posición “valiente y clara” ante el desafío independentista, y a quienes presentó como el “único dique institucional” de respeto a la ley y a la democracia en Cataluña frente al “acoso” y el “hostigamiento” de “supuestos izquierdistas y demócratas” ante el 1 de octubre.Comentó que es “muy fácil” pedir desde Madrid que se cumpla la ley, al tiempo que destacó la complejidad de hacerlo desde Cataluña entre la actitud del Parlamento catalán y de la Generalitat de Cataluña y con un Gobierno “retirándose”.Por otro lado, celebró que el PSOE esté en la “misma onda” con los sindicatos, ya que “hacer izquierda” supone “recuperar el sentido originario de este partido fundado por trabajadores y obreros para luchar por la causa de los trabajadores y contra la explotación laboral”.Esta lacra, denunció, continúa vigente como hace 138 años, ya que actualmente existe la figura del “trabajador pobre”, lo que le permitió lamentar que España sea “el último país en Europa en materia de subida laboral”. Finalmente, recordó que el PSOE propone en materia económica subir el salario mínimo interprofesional a 1.000 euros en 2020, eliminar la brecha salarial entre hombres y mujeres, derogar la reforma laboral, aprobar una renta mínima y garantizar la sostenibilidad de las pensiones.“Salarios justos, oportunidad para los jóvenes, renta mínima y pensiones son los ejes en los que tenemos que luchar. Eso es la izquierda. Eso es pensar y hacer izquierda”, remachó.