Fernández (Podemos) cree que todavía hay tiempo para evitar elecciones y conformar un gobierno del cambio sin C's


VALLADOLID|

El portavoz del Grupo Parlamentario Podemos y secretario de la formación morada en Castilla y León, Pablo Fernández, se ha mostrado convencido de que el país todavía está a tiempo de evitar las terceras elecciones generales y de conformar un Gobierno del cambio entre el PSOE, Unidos Podemos y otras fuerzas entre las que no ha situado a Ciudadanos por tratarse de un partido de ideología "neoliberal" creado por las "fuerzas del Ibex 35" y por las "élites" para reforzar el "poder establecido" y "hundir en la miseria a la inmensa mayoría".

Así de contundente se ha expresado Fernández en una rueda de prensa en la que ha acusado al PSOE de "mentir" cuando acusa ahora a Podemos de haber impedido en su día un gobierno del cambio entre el partido de la rosa y la formación morada.

Tras asegurar que Podemos llamó insistentemente hasta "aporrear" la puerta del PSOE en pro de ese gobierno del cambio con los dos partidos de izquierdas "juntos", Fernández ha aclarado que lo que no dicen los socialistas ahora es que su propuesta siempre pasó por incluir a Ciudadanos en ese Ejecutivo, cuando es una formación "antónima y antagónica" del partido que lidera Pablo Iglesias.

"Mienten, su fórmula incluía a C's", se ha reafirmado el líder de Podemos en Castilla y León, quien, tras respetar la "complicada situación" que viven ahora los socialistas en su debate sobre si abstenerse o no en una futura investidura de Mariano Rajoy, ha insistido en su llamamiento a que el PSOE no mienta a los ciudadanos ante lo que pudo pasar en la anterior y corta legislatura.

"Están en su derecho de engañarse a sí mismos", ha ironizado Fernández, quien ha responsabilizado a la "vieja guardia" del PSOE que defendió aquella fórmula tripartita -PSOE, Podemos y C's-- con la que aboga ahora por la abstención ante el PP, al que se ha referido como "el partido más corrupto de Europa".

Es más, ha llegado a lamentar que la voz del futuro del PSOE sea la de exdirigentes como Felipe González o José Blanco al marcar ese camino hacia la abstención para expresar su decepción ante la actual "preocupación y ocupación" de los socialistas, centrados en encontrar la fórmula de la abstención, mientras que Podemos defiende los intereses de los ciudadanos en "las calles, en las plazas y en las instituciones".

Ante esa "suerte de gran coalición" que se atisba entre PP y PSOE, según sus palabras, Podemos ejercerá de manera "responsable" su papel de "única oposición" en España para lo que el líder de la formación morada en Castilla y León ha abogado por reactivar la movilización social para dar traslado a los parlamentos "a voz de la calle".

"Asumimos el reto con enorme responsabilizar y a eso nos vamos a dedicar en los próximos meses y años", ha sentenciado Pablo Fernández, que ha augurado al respecto que el futuro Gobierno presidido por Mariano Rajoy será "débil" y sin capacidad para agotar los cuatro años de mandato.