INVESTIDURA. MARGALLO ADVIERTE QUE SI NO HAY PRESUPUESTO LA “ÚNICA SOLUCIÓN” ES DISOLVER LAS CORTES EL PRÓXIMO 3 DE MAYO

MADRID|
El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación en funciones, José Manuel García-Margallo, advirtió este miércoles que si el Gobierno es incapaz de conseguir los apoyos necesarios para aprobar una nueva Ley Orgánica de Presupuestos Generales del Estado (PGE) la “única solución” pasaría por disolver las Cortes el 3 de mayo de 2017 y convocar unas nuevas elecciones.En un almuerzo-coloquio organizado en Madrid por el Club Siglo XXI, el ministro avisó de que “no va a ser sencillo” gobernar con 137 diputados (los del PP) y teniendo enfrente una oposición con los apoyos aritméticos suficientes como para tumbar todas las reformas que el Gobierno quiera desarrollar.Por ello, llamó la atención sobre el hecho de que “la primera de las asignaturas” será la aprobación de unos nuevos presupuestos que tendrán que incluir un “ajuste” y unos “recortes importantes” si se quiere cumplir con los objetivos de déficit comprometidos con Bruselas.“Va a tocar negociar todo en un clima muy complicado”, sentenció. En ese sentido, avisó de que si el Gobierno no concita los apoyos suficientes para aprobar los presupuestos, la “única solución” posible es disolver las Cortes Generales el 3 de mayo y convocar una nueva cita electoral.Esta fecha es la que marcan las leyes, ya que la última convocatoria electoral –la que fijó la cita electoral el 26 de junio- tuvo lugar el 3 de mayo de este año. Por ello, sería la fijada por la normativa vigente para una nueva cita con las urnas. No obstante, antes de aprobar los presupuestos, Rajoy deberá ser capaz de conseguir los apoyos suficientes para su investidura. Ante esta situación, el jefe de la diplomacia española subrayó que todo está pendiente de lo que decida “exclusivamente” el PSOE.Margallo se mostró prudentemente optimista acerca de la posibilidad de que los socialistas se abstengan ante una eventual investidura habida cuenta de las informaciones que llegan desde Ferraz.A pesar del “ambientazo” que augura que tendrá lugar el próximo domingo en el Comité Federal en el que el PSOE decidirá si se abstiene para permitir a Rajoy la formación de un Gobierno y evitar una tercera convocatoria electoral, Margallo quiso respetar los tiempos internos de los socialistas.“Es su problema y no voy a entrar. Hay que respetar el proceso interno, desearle suerte y que acierte con lo mejor para ellos, que son un elemento clave para la estabilidad del país, y para España, país al que todos servimos”, comentó.Por otro lado, Margallo negó que el PP sea un partido “antipático”, a pesar del rechazo que genera en otros partidos. Reconoció que uno de los problemas que el partido ha sufrido ha sido de comunicación pero explicó que ello se debe a que han tenido que gestionar una crisis económica de enormes proporciones mientras afloraban escándalos de corrupción. “Esta fórmula es letal”, exclamó.Por último, lamentó que haya sido imposible la formación de un gran coalición del PP, PSOE y C´s, ya que “torear todos los días” con 137 diputados será complicado.