La Junta de Extremadura defiende un sistema fiscal "progresivo y justo" en España para mantener servicios "de calidad"


MÉRIDA|
La Junta de Extremadura defiende un sistema fiscal "progresivo y justo" en España para mantener servicios "de calidad"

La Junta de Extremadura defiende un sistema fiscal "progresivo y justo" en España para mantener servicios "de calidad" MÉRIDA | EUROPA PRESS

La Junta de Extremadura defiende un sistema de impuestos en España y en la comunidad "progresivo y justo" porque "sólo así" se podrá mantener con ello "unos servicios públicos universales de calidad", y considera que "decir lo contrario a los ciudadanos es mentir y hacer demagogia".

De este modo lo ha señalado la portavoz del Ejecutivo regional, Isabel Gil Rosiña, quien ha subrayado que la Junta defiende que hay que "equilibrar" de tal forma que "quien más tiene más paga", y quien ha lamentado al mismo tiempo la "doble vara de medir" y el posicionamiento "un tanto demagógico" que a su juicio mantiene el PP en la comunidad extremeña al solicitar una bajada de impuestos.

"Lo que nosotros tenemos que hacer y lo que defendemos es equilibrar que quien más tiene más paga, porque sólo así podemos garantizar al conjunto de los extremeños un acceso universal al sistema de servicios sociales, a la atención a los mayores, a la universalidad de la educación que no se producía en Extremadura cuando gobernaba el Partido Popular", ha espetado a preguntas de los medios en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno autonómico de este martes.

"El partido que sustenta el gobierno (autonómico), que es el PSOE, defiende que en este país y en esta región tenga que haber un sistema de impuestos justos", ha dicho, y ha añadido que "lo justo es que el que más tiene más paga". "Porque sólo así tendremos servicios de calidad para los ciudadanos que contribuyen al conjunto", ha incidido.

También, sobre la reclamación de que se bajen los impuestos en la región ha preguntado al PP "¿para qué bajar impuestos?", toda vez que durante la época de gobierno de dicha formación en la región en la pasada legislatura lo que ocurrió es que se aplicó "una lista de recortes que hizo que los servicios públicos fundamentales perdieran calidad, como la sanidad por ejemplo".

"¿Bajar los impuestos para qué? ¿para establecer ayudas engañosas de 300 euros a las mujeres víctimas de la Guerra Civil o para qué, para qué quiere bajar los impuestos el PP?, ha preguntado la portavoz del Ejecutivo extremeño.

PUNTOS DE ATENCIÓN CONTINUADA

Tras incidir en que el de la subida o bajada de impuestos es un debate "constante y permanente" con independencia de quien gobierne, ha lamentado que las críticas sobre la postura de la Junta en materia de impuestos proceda de un partido como el PP que "hace dos años gobernaba Extremadura y quedó al 30 por ciento de la población sin poder tener asistencia sanitaria urgente cuando alguien se ponía por la noche malo a las cinco de la mañana".

"Pueden tener el discurso que quieran, pero se ponen en una situación bastante complicada", ha añadido en alusión a los 'populares', a los que ha recordado que mantener abiertos los Puntos de Atención Continuada en la región "costaba cinco millones de euros".

"Lo que nosotros tenemos que hacer y lo que defendemos es equilibrar que quien más tiene más paga, porque sólo así podemos garantizar al conjunto de los extremeños un acceso universal al sistema de servicios sociales, a la atención a los mayores, a la universalidad de la educación que no se producía en Extremadura cuando gobernaba el Partido Popular", ha espetado.

"El PP puede decir respecto a los impuestos lo que quiere, pero la pregunta es ¿para qué los quiere bajar? ¿Qué impuestos bajó el señor Monago cuando gobernaba la pasada legislatura? Porque lo que sí hay es una lista de recortes que hizo que los servicios públicos fundamentales en nuestra región perdieran calidad, como la sanidad por ejemplo", ha dicho.

"Nosotros tenemos la obligación de mantener ese equilibrio porque sólo así podremos estar asegurando al conjunto de la población políticas esenciales y servicios esenciales como la sanidad y la educación", ha concluido.

DEBATE SOBRE EL IMPUESTO DE SUCESIONES

Por otra parte, sobre la continuidad o no del impuesto de Sucesiones en Extremadura, Gil Rosiña ha recordado que fue el propio presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, el que a través de las redes sociales estableció dicho "debate", y ha incidido en que a tenor del mismo ahora la Administración regional está "estudiando y analizando este debate".

"Por tanto, la Junta de Extremadura si va a cambiar o no ese impuesto lo comunicará a los ciudadanos, o escuchado el debate tendrá que hacer una campaña de información que clarifique a los ciudadanos", ha espetado.

"Pero en este momento nos parecen bien todos y cualquier movimiento ciudadano que tenga lugar en nuestra región... Este gobierno arranca el debate y es el presidente de la Junta quien arranca y suscita ese debate en la propia ciudadanía para conocer su opinión a través de un vídeo que hace llamando a la reflexión y a la participación de los ciudadanos", ha dicho.

De este modo se ha pronunciado Gil Rosiña a preguntas de los medios sobre una recogida de firmas por parte de una plataforma ciudadana para pedir que se suprima el impuesto de Sucesiones en la región, así como sobre la convocatoria de concentraciones para reclamar tal cuestión.