Acusan de fraude a un empresario chino que recaudó fondos para los demócratas

  • Nueva York, 7 may (EFE).- El Tribunal Federal de Manhattan acusó hoy de fraude al empresario chino Norman Hsu, que recaudó fondos para el Partido Demócrata de EE.UU. hace dos años, después de que este admitiera las imputaciones que le habían formulado en ese sentido.

Acusan de fraude a un empresario chino que recaudó fondos para los demócratas

Acusan de fraude a un empresario chino que recaudó fondos para los demócratas

Nueva York, 7 may (EFE).- El Tribunal Federal de Manhattan acusó hoy de fraude al empresario chino Norman Hsu, que recaudó fondos para el Partido Demócrata de EE.UU. hace dos años, después de que este admitiera las imputaciones que le habían formulado en ese sentido.

Hsu, que en enero de 2008 fue condenado a tres años de prisión por robo y fraude empresarial, admitió ante el tribunal que sabía que estaba cometiendo un delito al poner en marcha un sistema de inversiones fraudulentas tipo piramidal que presuntamente llegó a 60 millones de dólares.

La fiscalía acusó al empresario de haber puesto en marcha entre 2000 y 2007 esa estructura de inversiones fraudulentas, en la que las captaciones de fondos de nuevos clientes sirven para abonar las rentabilidades prometidas a los antiguos.

Según la fiscalía, Hsu pudo haberse beneficiado gracias a esas operaciones con hasta 20 millones de dólares.

El empresario chino se tendrá que enfrentar próximamente a otra condena de otro tribunal de Nueva York, donde fue acusado de 15 delitos de fraude y violaciones de las normas federales de financiación de campañas electorales.

De 58 años, Hsu fue acusado en 1991 de robo y fraude empresarial en un caso que involucraba un millón de dólares en inversiones fantasmas y, tras varios años en situación de búsqueda y captura, fue detenido en septiembre de 2007.

Originario de Hong Kong y convertido en un influyente empresario en el sector de la confección en Nueva York, Hsu fue detenido en Colorado cuando cayó enfermo en un viaje en tren y desde entonces está encarcelado en Redwood City (California).

Entre los que se beneficiaron de los fondos recaudados por Hsu estaban los demócratas Hillary Clinton y Barack Obama, que entonces pugnaban por lograr la candidatura de su partido a la presidencia de EE.UU., y el gobernador de Nuevo México, Bill Richardson.

La caída en desgracia del acaudalado empresario chino colocó en una vergonzosa situación a los políticos demócratas para los que había recaudado millones de dólares.

Su capacidad recaudadora lo situó entre los 20 donantes más influyentes del Partido Demócrata.

Sin embargo, cuando se supo que Hsu era un prófugo de la Justicia en California, varios líderes demócratas anunciaron que devolverían las donaciones recibidas del empresario y sus allegados para destinarlas a organizaciones caritativas.