Ampl.- Ibarretxe no tiene "ninguna duda" de que se presentará a la investidura aunque, si hay pacto PSE-PP, "ya se verá"

Denuncia que socialistas y populares tratan de lograr "38 votos para destruir" VITORIA, 24 (EUROPA PRESS) El lehendakari en funciones, Juan José Ibarretxe, aseguró hoy que no tiene "ninguna duda" de que presentará su candidatura a la reelección en el pleno de investidura del Parlamento vasco, aunque precisó que si se confirma el pacto entre PSE y PP que garantizaría la proclamación de Patxi López, "ya se verá" qué postura mantiene. Asimismo, y tras denunciar que socialistas y 'populares' aspiran a lograr "38 votos para destruir", afirmó que la defensa del derecho a decidir será "un objetivo irrenunciable" del PNV. Ibarretxe, que se acreditó junto a otros 27 de los 30 parlamentarios del PNV en la Cámara autonómica --faltaron Leire Corrales y Ricardo Gatzagaetxebarria--, recordó que el partido 'jeltzale' ganó las elecciones por "una enorme diferencia" sobre el resto de formaciones. El que fuera cabeza de lista del PNV en la pasadas elecciones autonómicas destacó que la sociedad vasca "ha dado al PNV el liderazgo político", por lo que "ocurra lo que ocurra con el gobierno", su partido ejercerá dicho liderazgo "desde las diputaciones, los ayuntamientos y desde este Parlamento". Respecto a las negociaciones entre el PSE y el PP para la investidura de López, denunció que ambos partidos "se han olvidado de la crisis económica". Asimismo, y en referencia a la impugnación de los Presupuestos Generales del Estado por parte del PP, se preguntó "qué política económica conjunta" pueden desarrollar ambas formaciones en Euskadi si en el conjunto del Estado mantienen tales discrepancias. El lehendakari en funciones alertó de que socialistas y populares se están centrando únicamente en "desalojar al PNV y a Ibarretxe", mientras que, por el contrario, su partido tiene como objetivo "más importante" la lucha contra la crisis económica. En la misma línea, y dentro de los principios que el PNV defenderá durante los próximos cuatro años, explicó que "ubicar al pueblo vasco, a la cultura y la lengua vasca en Europa y en el mundo es un objetivo irrenunciable". Asimismo, subrayó la necesidad de "defender el autogobierno y las decisiones tomadas en este país, y no desde Madrid" y de "defender el derecho a decidir que tiene la sociedad vasca para vivir mejor, no para reñir con los demás". "80.000 RAZONES" Preguntado por si presentará o no su candidatura a la reelección en el pleno de investidura, respondió que desconoce "cómo puede caber ninguna duda". En referencia a la diferencia de votos obtenida respecto al PSE, destacó que "tengo 80.00 razones más que el siguiente para presentar mi candidatura". "El PNV es el partido que ha ganado las elecciones, al que la sociedad le ha encomendado el liderazgo de este país para los próximos cuatro años, también aquí en el Parlamento, ocurra lo que ocurra con el gobierno, y yo soy la persona que encabezó esa lista", añadió. Respecto a si mantendrá la decisión de presentarse aunque se formalice el acuerdo que negocian el PSE y el PP, que garantizaría a López los 38 votos necesarios para asegurarse la proclamación, indicó que "todavía" no se ha alcanzado ese pacto. "Hay que esperar, y si hay acuerdo, 'gero gerokoak' (ya se verá)", matizó, para insistir a continuación en que "lo más importante" es que su partido obtuvo 80.000 votos más que el PSE. "38 VOTOS PARA DESTRUIR" El lehendakari en funciones también fue preguntado sobre si, en el caso de confirmarse la entrada del PSE en el Gobierno, va a mantenerse como jefe del PNV en la oposición. "De momento tengo 80.000 razones más para presentar la candidatura y ejercer de lo que me ha solicitado y nos ha solicitado la sociedad vasca, que es de líder políticos de este país". No obstante, insistió en que "si se confirman esos 38 votos para destruir, tendrán que decir por qué y qué es lo que pretenden ejercer juntos, y a partir de ahí, 'gero gerokoak'". En relación a la composición de la Mesa del Parlamento vasco, recordó que existe "una regla no escrita" según la cual la Presidencia queda en manos del partido con más escaños. Ibarretxe consideró que en la distribución de los cargos de este órgano "debe aplicarse una escala muy sencilla", consistente en que los cinco partidos con más votos y escaños obtengan los cinco puestos de la Mesa. ÁLAVA En relación a su disposición para lograr acuerdos puntuales con socialistas y 'populares' a pesar de que ambos partidos cierren un acuerdo, afirmó que "lo único que sabemos es que van a sumar sus votos para desplazar al PNV y desplazarme a mí, pero no sabemos qué es lo que quieren ofrecer al día siguiente". Ibarretxe denunció que "hay 38 votos para destruir, pero no sabemos cuántos hay para construir el país ni que proyectos tienen en conjunto". Frente a esta situación, explicó que "el PNV, esté donde esté, va a ejercer con responsabilidad el mandato que le ha dado la sociedad, que es liderar políticamente este país". Por otra parte, y ante la posibilidad de que socialistas y 'populares' incluyan en sus negociaciones un cambio de gobierno en la Diputación de Álava --liderada por el PNV pese a ser la tercer fuerza más votada en las últimas elecciones forales--, destacó que ambos partidos deben "aclarar cuáles son las posiciones". "Empezaría bien un gobierno que empezara destruyendo los gobiernos de las instituciones y desestabilizando las instituciones del país", ironizó.