Aralar advierte de que un gobierno "frentista" del PSE apoyado por el PP es "la peor hipótesis" para Euskadi

Defenderá el derecho a decidir no sólo desde la Cámara, "sino también en colaboración con otros que no están en el Parlamento" VITORIA, 27 (EUROPA PRESS) La parlamentaria de Aralar, Aintzane Ezenarro, advirtió hoy de que un Ejecutivo del PSE-EE sustentado en un acuerdo preferente con el PP, representa una opción "frentista" y es "la peor hipótesis de gobierno para una sociedad mayoritariamente abertzale". Por ese motivo, anunció que su grupo seguirá defendiendo el derecho a decidir no sólo desde la Cámara, "sino también en colaboración con otros que no están en el Parlamento". Tras acreditarse en el Parlamento junto a los otros tres representantes de Aralar en la Cámara autonómica, Ezenarro manifestó que su grupo debería estar representado en la nueva Mesa del Parlamento, en la que, previsiblemente, socialistas y 'populares' ocuparán tres de los cinco puestos con los que cuenta este órgano. "Creemos que la pluralidad del Parlamento vasco se tiene que reflejar en la Mesa y, por tanto, parece lógico que los sitios se vayan ocupando de mayor a menor, por lo que Aralar debería estar en la Mesa", señaló. Preguntada por si ha contactado con el PNV, que podría ocupar los otros dos puestos de la Mesa, para tratar de garantizarse su permanencia en este órgano, explicó que su partido tratará de que la Mesa refleje la pluralidad del Parlamento y espera "que otros lo hagan así". "NI UN PASO ATRÁS" Un día después de darse a conocer el principio de acuerdo entre PSE y PP para garantizar la investidura de Patxi López como lehendakari y dotar de estabilidad a un futuro gobierno socialista, alertó de que Aralar tratará de evitar "que no haya ni un paso atrás" en cuestiones como "la política de normalización lingüística en relación al euskera y la educación". También planteará la necesidad de "seguir luchando por un nuevo marco de convivencia que reconozca el derecho a decidir", dado que las pasadas elecciones evidenciaron que "esta sociedad sigue siendo mayoritariamente abertzale y sigue reclamando un nuevo acuerdo político que reconozca el derecho a decidir". Ante esta situación, adelantó que durante la nueva legislatura su grupo trabajará "no sólo en el Parlamento, sino también en colaboración con otros que no están en el Parlamento, con movimientos sociales y políticos, de forma que se visualice que la mayoría social y política de este país está a favor del derecho a decidir". "TODAS LAS VÍCTIMAS" Otro de los ejes de la política de Aralar será la apuesta por "seguir abriendo la mirada ante el sufrimiento de este país", puesto que "no se puede focalizar la mirada sólo en unas víctimas". "Es necesario que reconozcamos todas las víctimas y que luchemos contra todas las vulneraciones de derechos que, a día de hoy, se dan en nuestro país, derechos humanos pero también políticos, como las ilegalizaciones de partidos", proclamó. Ezenarro denunció que "el gobierno que parece que se nos avecina, un gobierno del PSE-EE con un acuerdo preferente con el PP para toda la legislatura, que es lo que finalmente parece que vamos a tener, es la peor hipótesis para una sociedad mayoritariamente abertzale". Por ese motivo, anunció que su grupo realizará "una oposición firme pero constructiva" y "desde posiciones abertzales" ante ese gobierno "frentista". Ezenarro, que no precisó qué postura adoptará su grupo en la sesión de investidura del lehendakari, también subrayó la necesidad de impulsar las políticas sociales y de contar con la colaboración de los agentes sociales para el diseño de las medidas contra la crisis económica.