Aralar apuesta por "dar cauce" a que los jóvenes sean "partícipes de las soluciones a sus problemas"

SAN SEBASTIAN, 16 (EUROPA PRESS) La cabeza de lista de Aralar por Gipuzkoa, Aintzane Ezenarro, abogó hoy por "dar cauce" a que los jóvenes sean "partícipes de las soluciones a sus problemas". Los candidatos y los jóvenes de Aralar repartieron hoy propaganda electoral y condones con el lema de la campaña que está desarrollando Iratzarri, (juventudes de Aralar), bajo el lema 'Protégete de la derecha' en los campus de la Universidad del País Vasco en Gipuzkoa, Bizkaia y Alava. En el campus de la UPV en San Sebastián, Ezenarro pidió a "todas" las personas que "se sienten "abertzales y de izquierdas" que "participen en política", que "participen en las elecciones", por que lo único que se logra quedándose en casa es que "los de siempre hagan las políticas de siempre". "Si realmente queremos salir de ese círculo, si se quiere hacer política de otra forma, no se puede esperar que nadie lo haga por nosotros", advirtió. A su juicio, las políticas dirigidas a la juventud "han de ser más eficaces" e impulsar "más la participación del sector de la sociedad al que van dirigidas". "La política de juventud tiene que ser aprobada con la participación de la juventud, con la incorporación de la visión que tienen los propios jóvenes de cómo afrontar sus principales problemas, la vivienda y precariedad laboral", señaló. Además, apostó por establecer "cauces claros para su participación". Por su parte, el coordinador de Iratzarri de Gipuzkoa, Joseba Osoro, recalcó que los jóvenes de izquierdas quieren que cambie la política, pero quieren un cambio "dentro del espacio abertzale". "Estamos construyendo la nueva izquierda abertzale, eso es Aralar", añadió. El Álava, el cabeza de lista de Aralar por este territorio, Mikel Basabe, pidió a los jóvenes que participen "de forma activa" en la política como medio para "cambiar la sociedad". Por otro lado, el cabeza de lista de Aralar por Bizkaia, Dani Maeztu, denunció, en el campus de Leioa de la UPV, la "precariedad laboral" a la que deben hacer frente muchos jóvenes cuando se incorporan al mercado de trabajo. En este sentido, propuso que se establezca a las empresas que fomentan la precariedad laboral unas políticas fiscales "más restrictivas e inflexibles", y al contrario, las empresas que luchan contra la precariedad reciban "beneficios fiscales".