Aralar cree que el pacto entre PSE y PP es "la confirmación del frentismo" y un "cheque en blanco" a los populares

Dice que la elección de Quiroga como presidenta del Parlamento es una "involución" y acusa a PNV de reclamar pluralidad "solo por interés"

SAN SEBASTIAN, 2 (EUROPA PRESS)

La parlamentaria de Aralar, Aintzane Ezenarro, aseguró hoy que el pacto firmado ayer entre PSE-EE y PP supone "la confirmación del frentismo", que va "en contra de la mayoría social y económica de este país", así como un "cheque en blanco" a la formación popular para conseguir que se materialice la investidura de Patxi López como lehendakari.

Ezenarro compareció hoy en San Sebastián, acompañada del también parlamentario Oxel Erostarbe, donde afirmó que, "incluso en las hipótesis más pesimistas", no habrían imaginado "esta claudicación de los socialistas ante la peticiones del PP".

En esa línea, la dirigente de Aralar dijo haber asistido "con estupor" a que "se pueda vivir con normalidad", no sólo en el PP sino también en el PSE, el hecho que la Cámara vasca esté presidida por Arantza Quiroga, "una persona que conoce una de las dos lenguas oficiales", en alusión al euskera. A su juicio, es una situación "muy grave" y se mostró convencida de que "no haya parangón" de la misma en las sociedades occidentales.

En su opinión, esto supone una "involución" a una situación de "pre-oficialidad" de la lengua vasca y criticó que se haga "con total descaro, diciendo que el euskera hay que vivirlo en libertad". "La Ley nos ampara a las personas que queremos vivir el euskera en libertad y este derecho que se recogió en la Ley de 1982, a día de hoy, aún no se respeta", añadió.

"FRENTISMO"

Para Ezenarro, el "frentismo" se visualiza también en el acuerdo "preferente" que se ha establecido entre PSE y PP para toda la legislatura porque "dejan claro que, obviamente, se puede llegar a acuerdos con otros siempre y cuando aceptemos las bases que ellos han aceptado".

Por tanto, remarcó que "no hay posibilidad de acuerdo con ninguno" porque las bases acordadas "son casi la literalidad del programa del PP con algún matiz referido al diálogo social y político para hacer frente a la crisis".

En esa línea, Aralar pidió a la formación que lidera Patxi López que "actúe con responsabilidad" y que "no intente esconder lo que acaba de hacer". "No se puede pactar un acuerdo con el PP y, luego, intentar engañar a la sociedad vasca diciendo que no es un Gobierno frentista", aseveró la parlamentaria, quien consideró que se trata de una "falta de respeto" a la ciudadanía el "intentar engañarla".

Por otro lado, la formación abertzale criticó que, en el apartado referente a la política para hacer frente a la crisis, el acuerdo entre socialistas y populares es una "simple declaración de intenciones ambigua y con una evidente falta de concreción que deja la gobernabilidad económica de la Comunidad Autónoma Vasca a merced de los objetivos y criterios de intervención económica de la derecha más rancia".

De este modo, criticó que el PSE-EE, apenas tres meses después de apoyar los presupuestos de 2009, propugne ahora una "sorprendente revisión de los mismos", al tiempo que señaló que existe "ambigüedad" cuando plantean una línea de mayor dotación de recursos públicos previstos "sin que se concrete de dónde procederían éstos".

"Este pacto de gobierno es un ejercicio de irresponsabilidad por parte de unos actores que ya han dejado de manifiesto previamente su falta de compromiso y corresponsabilidad con la gobernabilidad económica de este país como en el proceso de la fusión de las Kutxas", recordó Ezenarro.

PLAN DE RESCATE Y HUELGA

En este sentido, Aralar reiteró su apuesta por "un plan de rescate social" que, entre otras cuestiones, se centra en la defensa del empleo estable y de calidad y rechaza el uso sistemático de los ERE, demanda un aumento de la protección social para paliar las pérdidas de empleo, inversión pública para la generación y promoción de empleo social y una reforma fiscal progresiva para el aumento de la recaudación.

Finalmente, la formación consideró "imprescindible" la acción institucional y social "en un proceso amplio y lo más unitario posible de acumulación de fuerzas para construcción de alternativas económicas y sociales acordes con los intereses de la mayoría social" para salir de la crisis y, en este sentido, manifestaron su apoyo a la convocatoria de huelga general convocada por las centrales sindicales nacionalistas para el próximo 21 de mayo, con los que se reunirán en los próximos días.

MESA DE LA CAMARA

Preguntada por la posibilidad de que Aralar no esté en la Mesa del Parlamento vasco, Ezenarro recordó que siempre ha habido una "tradición" para que esta "refleje de forma proporcionada de mayor a menor lo que ya refleja la Cámara".

No obstante, criticó que el PNV reclame que se respete el principio de proporcionalidad "y no lo respeten ellos mismos". A su juicio, esto deja en evidencia "que sólo defienden este principio cuando les interesa".