Aralar dice que Europa debe asumir la defensa de los derechos humanos como "eje prioritario" de su agenda política

BILBAO, 25 (EUROPA PRESS)

El candidato de Aralar al Parlamento Europeo Iñaki Irazabalbeitia consideró hoy que las instituciones europeas deben asumir la defensa de los derechos humanos "como eje prioritario de su agenda política" y exigió a la UE que deje sin efecto los convenios y relaciones comerciales con terceros estados que violen los derechos humanos".

Irazabalbeitia, que concurre a los comicios europeos como cabeza de lista de la coalición Independentistak eta Ezkertiarrak, compareció hoy en rueda de prensa en bilbao acompañado por Margareta Algreen, candidata vizcaína de la coalición, y el vicecoordinador de Aralar, Jon Abril.

El candidato de Aralar denunció que, "en este momento, los derechos humanos son marginados y vulnerados en muchos estados", por lo que consideró que las instituciones europeas "deben liderar una defensa firme y tenaz de los derechos humanos en todo el mundo" y hacer que sea un "eje prioritario de su nueva agenda política".

Irazabalbeitia señaló que la coalición Independentistak eta Ezkertiarrak se suma a la iniciativa que Amnistía Internacional está promulgando de establecer una agenda para los derechos humanos en el Parlamento europeo.

En ese sentido, indicó que Independentistak eta Ezkertiarrak exigirá en el Parlamento europeo, entre otros puntos, que la legislación y las políticas de la Unión Europea en materia migratoria, asilo y refugio "ofrezcan protección efectiva y respeten los derechos humanos de las personas emigrantes, refugiadas y solicitantes de asilo en Europa establecidas en las normas internacionales".

También apoyarán iniciativas "para hacer frente a la exclusión y discriminación por distintos motivos de miles de personas en Europa" y demandarán que el Parlamento europeo "inste a todos los estados de la Unión Europea a la firma, ratificación e implementación de instrumentos de derechos humanos claves, como el 'Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura' o el nuevo 'Protocolo Facultativo al Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales'".

Irazabalbeitia explicó que exigirán, además, que la protección y promoción de los derechos humanos debe ser parte integral de todas las relaciones de la Unión Europea, incluyendo lo relacionado con el comercio, la energía o la seguridad con terceros países". En ese sentido, demandarán que la UE "deje sin efecto los convenios y relaciones comerciales preferenciales con terceros estados que violen los derechos humanos, como es el caso de Israel".

Asimismo, solicitarán a la Unión Europea que destine recursos financieros y humanos apropiados para cumplir sus compromisos en materia de derechos humanos".

Irazabalbeitia insistió en que los integrantes de la coalición Independentistak eta Ezkertiarrak consideran que las instituciones europeas "deben asumir la defensa de los derechos humanos como eje prioritario de su agenda política, tanto en el plano externo con el interno" y deben dejar sin efecto "los convenios y relaciones preferenciales con terceros estados que violen los derechos humanos". "Ése es el compromiso que la coalición toma ante la ciudadanía vasca de cara a las elecciones al Parlamento europeo, en una firme y tenaz defensa, con convicción, de los derechos humanos para todos", añadió.

DERECHOS HUMANOS EN ESPAÑA

En el caso del Estado español, Irazabalbeitia señaló que las carencias en materia de Derechos Humanos "son muy evidentes", como "la cercenación de los derechos políticos de miles de ciudadanos vascos por el uso torticero que se hace de la Ley de Partidos".

También denunció la política de dispersión de presos y que "no se toman las medidas necesarias para prevenir que las comisarías del estado ajenas a la Ertzaintza se pueda garantizar que las personas detenidas reciban un trato correcto y digno".

En ese sentido, demandó al Gobierno de Zapatero que adopte el mismo protocolo que aprobó el Gobierno vasco a instancias del Parlamento autonómico para la protección de los derechos, la dignidad y la integridad de las personas detenidas".

"Nuestra labor y, en concreto la de Aralar como fuerza abertzale y de izquierdas, es trasladar al parlamento europeo una visión diferente de cual es la realidad social y política de Euskal Herria y cual es la realidad de la vulneración de los derechos humanos", concluyó.