Aralar llama a los nacionalistas a hacer frente al Gobierno de López "que nace en contra de la mayoría"

Tiende "la mano" al PSE-EE para lograr "un nuevo acuerdo de diálogo y convivencia" y consensuar "el ejercicio del derecho a decidir"

VITORIA, 5 (EUROPA PRESS)

La portavoz parlamentaria de Aralar, Aintzane Ezenarro, realizó hoy un llamamiento a los nacionalistas a "hacer frente" al Gobierno de Patxi López "que nace en contra de la mayoría abertzale y soberanista". Además, tendió "la mano" al PSE-EE para lograr "un nuevo acuerdo de diálogo y convivencia" y consensuar "el ejercicio del derecho a decidir".

Durante su intervención en el pleno de investidura del lehendakari que se celebra en el Parlamento vasco, Ezenarro pidió al PSE-EE que reconozca "que una minoría españolista ha hecho un gobierno excluyente, que nacerá atado por la derecha, en contra de una mayoría abertzale y soberanista".

Por ello, realizó un llamamiento a la ciudadanía vasca, "y sobre todo a los euskaldunes y abertzales", para que den "una respuesta política y social al Gobierno que viene, porque, más allá de que la mayoría no quiere retrocesos en las instituciones", también ha de "reflejarse en la calle". "Tenemos que hacerle frente a este Gobierno que nace en contra de la voluntad de la mayoría, un frente tranquilo, pero contundente, sin alborotos pero sin dormirnos en los laureles", aseveró.

A su juicio, los socialistas "han rechazado el diálogo y han despreciado a la mayoría abertzale", y por ello, Aralar estará en la oposición, "cuidando muy mucho que no se den pasos atrás, pero también haciendo propuestas concretas "abertzales, euskaltzales y de izquierdas".

Para la representante de Aralar, "en este pueblo todavía hay un largo camino de entendimiento mutuo que recorrer" porque no se ha acordado "cuál será el marco de convivencia, el acuerdo que posibilite la oportunidad de desarrollar todos los proyectos políticos para convivir las abertzales y no abertzales".

En este sentido, aseguró que los no nacionalistas no pueden pedir a la mayoría "que dejen de ser abertzales" y renuncien "al derecho a decidir, y mucho menos", que les impongan "esa renuncia". "Somos una nación y tenemos derecho a decidir. Por lo tanto, acordemos el ejercicio de ese derecho", afirmó.

Tras aseverar que "uno de los retos pendientes" es la forma de "aunar y conciliar las distintas maneras de entender este país", señaló que ése era el camino que se quería iniciar con la Ley de consulta", que se impidió "sin ofrecer ninguna alternativa".

Aintzane Ezenarro aseguró que son "amantes del diálogo" y no pretenden "ningún tipo de frente" y ofreció al PSE "la mano, una vez más", para lograr "un nuevo acuerdo de diálogo y convivencia". En esta línea, lamentó que el PSE-EE no haya recogido "ni siquiera media palabra al respecto en el acuerdo con el PP", cuestión en la que consideró que "ha retrocedido".

Además, destacó que "el objetivo que más prima" en el PSE "no es hacer un país para todos, sino llegar a Ajuria Enea, cueste lo que cueste, aunque, para lograrlo, haya que ir en contra de la mayoría, haya que alejarse de lo que la mayoría de esta sociedad quiere". "Pero sabéis que tarde o temprano tendremos que hacerlo, y os ofrecemos nuestra ayuda", dijo.

AUTODETERMINACIÓN

En este contexto, se dirigió al candidato del PNV, Juan José Ibarretxe para congratularse de que hoy haya vuelto "a hacer un discurso claro a favor de la autodeterminación, un discurso que suma a una amplia mayoría abertzale, reivindicando nuestra identidad nacional y coincidiendo con una mayoría social y política que dice que quiere decidir su futuro".

Ezenarro afirmó que en ello coinciden, mientras que lo que no compartían era "el pacto de estabilidad" que el PNV ofreció al PSE-EE tras las elecciones, con el que habría "desaparecido" la reivindicación del derecho a decidir.

Asimismo, dijo que ahora "habrá cambio de Gobierno, pero la mayoría quiere edificar el futuro sobre esas bases, y no existe ni Estado, ni Gobierno que pueda parar esa mayoría democrática".

A su juicio, "la mayoría social ha dejado bien claro que este país tiene derecho a decidir, y aunque insistan en esconderlo, seguirá estando en el centro de la agenda política". En esta línea, señaló que "el Gobierno que nacerá hoy será un frente españolista excluyente", que "deja de lado a todos los abertzales y euskaldunes".

"¿Cómo quieren que sea un Gobierno para todos si ni siquiera recoge en su acuerdo de base la necesidad del diálogo político, que ni siquiera recoge media palabra sobre normalización política en su programa?", insistió, para asegurar que en el acuerdo entre el PSE y el PP ha desaparecido la palabra "paz".

Por ello, advirtió de que "los gobiernos que actúan en contra de la mayoría no pueden tener un recorrido ni largo ni estable" porque "la realidad es testaruda" y "cada vez que la realidad asoma, se ve claramente que la mayoría es abertzale". "De la sesión de hoy saldrá un gobierno en contra de la mayoría", reiteró.

Aralar apostó por el logro de la paz y afirmó que ETA debe anunciar un alto el fuego unilateral, "dejando el diálogo político en manos de los representantes políticos", y lamentó que el PSE-EE hable "con ligereza" sobre que en 2011 "llegará la paz". Por ello, pidió al PSE-EE que aclare cuál su "hoja de ruta para alcanzarla" y denunció que hoy no están "todos" en el Parlamento vasco, en referencia a la ausencia de EHAK.

Además, acusó a los socialistas de ser "quienes ponen el euskera en el centro del debate político", y le emplazó a garantizar la enseñanza y promoción de la lengua vasca.

CRISIS

Por otra parte, tras manifestar su desacuerdo con el modelo socio-económico que defienden el PNV y el PSE, Ezenarro denunció que, ante la situación de crisis económica y el incremento "ilimitado" del paro, la respuesta de las instituciones públicas es "una repetición de medidas conservadoras".

En este sentido, manifestó que las propuestas trasladadas esta mañana por Patxi López no suponen "cambios" y son "una lista de antiguas recetas". A su juicio, quedan en "retórica vacía" porque son "incompatibles" con la actual política fiscal.

"Para impulsar política sociales progresistas, para ayudar a los trabajadores y a quienes viven en la exclusión, es imprescindible impulsar políticas fiscales progresistas. Y no han dicho ni una sola palabra al respecto", criticó. En este sentido, afirmó que el nuevo Gobierno estará "atado de pies y manos" y tendrá "muy poco margen" para aplicar recetas "que no sean del PP".

Por ello, aseguró que ni siquiera la intención de crear empleo expresada por Patxi López es "creíble" y añadió que no lo será, mientras "no pase de la retórica a propuestas concretas". "Queremos respuestas, señor López, porque son imprescindibles para garantizar la calidad y la dignidad de los puestos de trabajo", indicó.

Ezenarro defendió un cambio del modelo económico y social y señaló que plantearán propuestas concretas para hacer "políticas públicas diferentes". En este sentido, afirmó que, dentro de su defensa del empleo estable y de calidad, reclamarán un marco autónomo de relaciones laborales y pidió a Patxi López que, no sólo reclame la transferencia de las políticas activas de empleo, sino también la competencia de la Seguridad Social.

Además, anunció que exigirán un aumento de la protección social, una reforma fiscal progresiva para aumentar la recaudación y que la inversión pública se dirija a la generación y promoción de empleo social. En este sentido, criticó el proyecto de la Y vasca porque "no va a mejorar la situación del transporte".

Por último, indicó que, para dar una salida a la crisis y dar un vuelco a las "políticas antisociales inefectivas", es imprescindible tanto la acción institucional como la social. Por ello, hizo un llamamiento a la movilización contra la crisis y expresó el apoyo de Aralar a la huelga general del 21 de mayo.