Aralar rechaza la impugnación la candidatura Iniciativa Internacionalista y destaca "la honestidad" de Sastre

BILBAO, 13 (EUROPA PRESS)

Aralar rechazó la decisión adoptada esta tarde por el Abogado y la Fiscalía del Estado de impugnar la candidatura al Parlamento Europeo de Iniciativa Internacionalista, y afirmó que una democracia "no es madura y completa" si "llega al punto de ilegalizar a personas tan honestas y con tantas virtudes culturales como Alfonso Sastre y Doris Benegas".

En un comunicado, el coordinador de Aralar, Patxi Zabaleta, afirmó que su formación defiende todos los derechos humanos y considera que una democracia "completa y madura" es aquella que defiende "todos los derechos humanos".

En palabras de Zabaleta, "la Ley de Partidos supone un retroceso y merma de la democracia y, en consecuencia, las iniciativas del Abogado y de la Fiscalía del Estado, así como las sentencias del Tribunal Supremo, además de retrógradas, suponen un ataque a la democracia".

"Para defender el derecho a la vida el mayor activo es la defensa de todos los derechos civiles y políticos. Y para defender los derechos políticos, la defensa de todos los derechos humanos, incluido el derecho a la vida", añadió.

El líder de Aralar destacó que "una democracia que llega al punto de ilegalizar a personas tan honestas y con tantas virtudes culturales como Alfonso Sastre y Doris Benegas, no es una democracia madura y completa".

Además, mostró su solidaridad, "una y otra vez", a las personas que han visto "conculcados sus derechos y también a las personas amenazadas". En ese sentido, mostró su solidaridad a Iniciativa Internacionalista y a las personas que forman esa lista electoral.

El coordinador de Aralar señaló que "en la República francesa, en la República de Sarkozy, tan admirado por Zapatero y otros, Batasuna es un partido legal y se presenta a las elecciones europeas". "¿Quién puede creer que la República francesa está en peligro por tener una Ley de Partidos civilizada? La Ley de Partidos de España, y las iniciativas y sentencias que la desarrollan, van en contra de la democracia, y por lo tanto, no ayudan en nada en el camino hacia la paz", concluyó.