Azkarate afirma que la actitud del PP y PSOE demuestra que "Euskadi no es sólo una nación, sino otro Estado"

Reprocha que sea la primera vez que la presidencia del Parlamento recae en alguien no euskaldun y que representa a la tercera fuerza BILBAO, 1 (EUROPA PRESS) La portavoz del Gobierno vasco en funciones, Miren Azkarate, afirmó hoy que la actitud del PP y PSOE demuestra que "Euskadi no es sólo una nación, sino que es otro Estado". Además, reprochó que sea la primera vez que la presidencia del Parlamento recae en alguien no euskaldun y que representa a la tercera fuerza. En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Azkarate manifestó que "es legítima" la elección de la popular Arantza Quiroga como presidenta del Parlamento vasco, pero afirmó que será la primera vez en la historia que preside la Cámara una persona que desconoce el euskera. Además, rechazó que se afirme que el lehendakari en funciones, Juan José Ibarretxe, tampoco sabía euskera cuando accedió a la Lehendakaritza. "Yo no recuerdo a fines del 98 y comienzos del 99 qué nivel de euskera tenía el lehendakari. Yo lo único que sé es que en aquellos años cuando coincidía con él en algún acto en Euskaltzaindia o de la cultura, siempre he hablado en euskera con él. Y cuando me llamó el año 2001, la conversación la tuvimos íntegramente en euskera. Y yo con el lehendakari nunca he hablado en castellano", añadió. Miren Azkarate también destacó que "es la primera vez en la que el primer partido, pero de lejos, en número de votos va a presidir el Parlamento desplazando al partido que ha obtenido mayor número de votos y escaños". "No sé cuál va a ser la política lingüística en el siguiente Gobierno, pero, ciertamente, si esto es un botón de muestra, y creo que, de alguna forma, sí ha sido consentido por el partido socialista -que la presidenta no sepa euskera-, es algo preocupante, pero sí es muy coherente con lo que el PP ha venido diciendo: y es que el euskera podrá ser valorado como mérito, pero no será requisito imprescindible", apuntó. En este sentido, se refirió a las declaraciones del presidente del PP alavés, Alfonso Alonso, en la que dijo que el conocimiento de las lenguas oficiales, es decir, del euskera, "no puede ser obstáculo ni impedimento para acceder a ningún puesto de trabajo ni público ni privado". "Esto, evidentemente, va muy en consonancia con esta línea. Va a ser un poco difícil mantener la política lingüística y la apuesta decidida por la promoción del euskera que se ha hecho hasta ahora siguiendo estas directrices, pero si eso es lo que se quiere, también es legítimo y democrático. Sólo es cuestión de decir de antemano a la sociedad qué es lo que quieres, qué es lo que propones, y que la sociedad, cuando vaya a votar, sepa a favor de qué ideas, de qué propuestas está dando el voto", dijo. ACUERDO "EXCLUYENTE Y DIVISOR" Tras señalar que el PNV y el resto de partidos harán una oposición "serena y responsable", insistió en que el pacto PSE-PP es "el acta fundacional de un Gobierno frentista". A su juicio, se trata de un acuerdo "excluyente y divisor", contrario al discurso de Patxi López, "que durante la campaña reiteradamente ha dicho que no iba a buscar los votos del PP y que no se iba a apoyar en el PP para gobernar". Azkarate manifestó que "la iniciativa" para cerrar este pacto ha sido el Partido Popular y "quien ha puesto esta propuesta encima de la mesa y la ha hecho pública ha sido el PP". "La filosofía general es la que me preocupa. Escucharle a Mariano Rajoy decir que sería un antipatriota si apoyara las medidas que Zapatero aplica contra la crisis y, a la vez, encuentran en este acuerdo, todo un apartado, el segundo, de política para hacer frente a la crisis económica y crear empleo. No sé si esto quiere decir que aquí el PSE está pensando en unas políticas que son radicalmente contrarias a las que Zapatero va a proponer y está proponiendo en España", apuntó. En este sentido, dijo que, "escuchando a unos y otros y viendo lo que están haciendo, es una confirmación más de que Euskadi no es que sólo sea una nación, sino que es otro Estado, porque lo que está sucediendo en el Estado español, desde luego, no vale de referente, en absoluto, a lo que sucede en este Estado". "Esta es otra realidad, otras reglas de juego y lo que está claro es que aquí hay un frente contra el nacionalismo vasco, el frente del nacionalismo español frente al nacionalismo vasco", apuntó. Respecto a EiTB, subrayó que ya le gustaría a ella "que el futuro Gobierno mantuviese el nivel de independencia y pluralidad que han tenido la radio y televisión vasca desde su nacimiento". Por último, manifestó que es legítimo que una formación política "diga 'ésta es una comunidad autónoma como el resto, estamos en España, somos España y aquí no hay ningún hecho histórico ni una nación que nos diferencie', pero hay que decirlo".