Azkarate dice que la decisión de recurrir las ayudas a familiares de presos es "un intento de ganar puntos ante PP"

VITORIA, 7 (EUROPA PRESS)

La portavoz del Gobierno vasco en funciones, Miren Azkarate, afirmó hoy que la decisión de la Abogacía del Estado de recurrir a los tribunales las ayudas que el Gobierno vasco concede a los familiares de presos de ETA para sufragar los gastos de los viajes que realizan a las cárceles es un "intento de ganar puntos ante el PP".

En su comparecencia habitual tras la reunión del Consejo de Gobierno, se refirió de esta manera a la decisión de la Abogacía del Estado de recurrir estas ayudas ante el TSJPV a instancias de los ministerios de Interior y de Justicia. Uno de los argumentos utilizados por la representación del Gobierno central para recurrir la determinación del Ejecutivo vasco se incluye en la Ley de Reconocimiento y Reparación a las víctimas del terrorismo, que fue aprobada en junio de 2008.

Azkarate recordó que las ayudas están contempladas en el presupuesto aprobado con los votos del PSE en el Parlamento vasco y subrayó que "estas ayudas se vienen recogiendo desde el año 2003 y nunca han sido recurridas hasta ahora". Al respecto, explicó que las ayudas están destinadas a familiares de presos que se encuentran en prisiones alejadas del País Vasco, "a todo tipo de presos, de ETA y a los que no tienen relación con ella".

Asimismo, manifestó que se trata de "un intento de ganar puntos ante el PP", pero "en el fondo", lo que se va a hacer es "perjudicar a muchas familias, no sólo de los presos de ETA". "Son familias que no tienen ninguna culpa, no han sido enjuiciadas ni condenadas, pero se les hace pagar esta condena", defendió.

En relación al argumento de que las ayudas pueden contradecir la Ley de Víctimas de 2008, aseguró que, cuando se tramita la Ley de presupuestos, cuenta con los informes económicos y jurídicos preceptivos y se tiene en cuenta "el marco legal vigente y también la Ley de amparo a las víctimas del terrorismo".

"Una cosa son la situación de los presos condenados por haber colaborado con ETA, otra la situación de familiares, y otra es la situación de estos presos muchas veces alejados de las cárceles con una política de dispersión y alejamiento, que tampoco tiene sentido porque los derechos humanos tienen que ser respetados por todos y también los de la población presa", añadió.