Basagoiti desvela que Patxi López y él están negociando la Diputación de Alava y en los próximos días habrá conclusiones

Basagoiti desvela que Patxi López y él están negociando la Diputación de Alava y en los próximos días habrá conclusiones

Basagoiti desvela que Patxi López y él están negociando la Diputación de Alava y en los próximos días habrá conclusiones

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, desveló en una entrevista concedida a Europa Press, que Patxi López y él están llevando directamente la negociación sobre el futuro de la Diputación de Alava. El dirigente popular vasco cree que el nacionalismo va a ir "al cuello de Patxi López" y cree que la huelga general con la que le van a recibir es también un pulso en el que están midiendo las fuerzas el PNV y los de Batasuna.

Tras aplaudir el recurso que ha presentado el Gobierno contra las ayudas del Gobierno vasco a las familias de los presos, consideró que entre los cambios que se deben producir en el País Vasco con la llegada de Patxi López a la lehendakaritza, están la bandera y el himno, pero matizó que debe hacerse "con sentido común", "normalidad" e intentando el consenso.

Al ser preguntado por la Diputación de Alava y si van a seguir reivindicando el gobierno de la misma, señaló que "este es un asunto que estamos llevando el señor López y yo y en los próximos días hablaremos de las conclusiones de nuestras conversaciones". Sin embargo, no quiso dar una fecha concreta. "Yo prefiero no decir un plazo porque quiero ser riguroso y discreto con las conversaciones privadas que mantengo con el señor López", apostilló.

Antonio Basagoiti argumentó estas conversaciones en la necesidad de que el Gobierno vasco "tenga estabilidad en el Consejo Vasco de Finanzas, que es allí donde se reparten los dineros" y en la actualidad está copado por el PNV ya que las tres diputaciones vascas están gobernadas por este partido. "No está bien que esté en manos de un PNV que está histérico y rabioso", opinó.

Además, justificó su aspiración en que "también hay que tener en cuenta que el territorio vasco en que más ciudadanos han votado por el cambio ha sido Alava y también hay que ser rigurosos con ellos y, por lo tanto, en los próximos días, en las próximas semanas, diremos alguna cuestión sobre la Diputación de Alava".

Las elecciones forales de hace dos años ratificaron al PP como primera fuerza en Álava, con 15 escaños; seguido del PSE, con 14 y el PNV, con 14. La falta de acuerdo entonces entre populares y socialistas en las conversaciones que mantuvieron permitieron que los jeltzales se hicieran con la presidencia de la Diputación alavesa. Xabier Agirre (PNV) fue nombrado presidente en agosto de 2007

CAMBIAR BANDERA E HIMNO PARA ASENTAR LA LEGALIDAD

El dirigente popular vasco también abordó los primeros pasos o iniciativas que considera que debe llevar adelante el nuevo Ejecutivo vasco. En este sentido, instó al cumplimiento del "acuerdo político" que han firmado y que "se basa en la derrota del terrorismo, en la deslegitimación de los de ETA, es decir, quitar recursos a los de Batasuna, y en la defensa de las libertades en todo punto".

Por ello, cree que las primeras medidas tienen que ser para "garantizar la libertad lingüística, para ver cómo se hace para que en ETiB dejen de darle bola a ETA o para que se pongan en marcha las medidas económicas" contra la crisis económica.

Además, considera que se deben cambiar la bandera y el himno son cosas que "tendrán que hacerse". En este sentido, argumentó que "no es normal que la Comunidad Autónoma Vasca tenga un escudo integrando a otra comunidad autónoma, que lo que pretende es hacernos creer que existe esa Euskaherria mítica que se inventó Sabino Arana".

También ve "normal" que se plantee el cambio del "himno" y adelanta que hablarán de ello. Pero precisa que ser hará con "total sentido común, con total normalidad, intentando llegar a consensos con el máximo de fuerzas políticas".

"Uno de los objetos que tiene este gobierno vasco es asentar la legalidad y asentar la racionalidad y lo que se venía haciendo en muchos campos, todos aquellos que tenían que ver con la identidad, no eran racionales, eran utópicos y eran identitarios y eran de fábula y eso se corregirá", recalcó.

También calificó de medida "chapó" los recursos del gobierno contra el decreto del Gobierno vasco que da ayudas a familiares de presos, por entender que esto hará ver al entorno de la banda que "no pueden conseguir ni un duro, ni un minuto en la televisión, ni un sólo beneficio de la administración pública".

RESPETA QUE NO SE JURE ANTE DIOS, LO FUNDAMENTAL ES LA CONSTITUCION

En cuanto a la supresión de la referencia "ante Dios humillado" en la toma de posesión de Patxi López, señaló que a él no le importaría jurar el cargo ante Dios, pero cree que lo fundamental es que en la toma de posesión se acate la Constitución, algo que el PNV evitava "por activa y por pasiva". En este sentido, aclaró que "lo que nos une" es la "legalidad y la defensa del Estatuto de Guernica".

El presidente del PP vasco admite que el pacto con el PSE "tiene sus riesgos" y al ser preguntado si cree que conforme avance la Legislatura los socialistas se acercarán al PNV, respondió que "podrían intentarlo".

En este sentido, explicó que el PSE viene de hacer una política "muy distinta" de las bases que han acordado, pero insistió en la necesidad de "intentarlo", de aprovechar "la oportunidad de cambio" y dice que hará "todo lo posible" para que Patxi López cumpla con ese cambio. Además, considera que "si sale bien el acuerdo" será bueno "para el País Vasco", el PP y el PSOE.

Antonio Basagoiti quiso dejar claro que el Rey no le ha pedido que se pusiera de acuerdo con Patxi López. "Es absolutamente mentira", exclamó y añadió que está "harto de leerlo en algunos medios nacionalistas, estoy harto de oirselo decir al político este de medio pelo Anasagasti". "A mi el Rey no me ha pedido nada y yo estoy aqui solo siendo coherente con mis electores", apostilló.

PIDE A UN PNV "RABIOSO" QUE TOME MEDICINAS PARA HACER LA DIGESTION

El dirigente popular no descarta que Juan José Ibarretxe ejerza de jefe de la oposición en el Parlamento vasco porque, precisa, "el PNV está absolutamente rabioso" y "en la pataleta" porque creen que PP y PSE "somos ocupas" y no conscientes de que las instituciones vascas no son suyas.

Por ello, pidió a los dirigentes del PNV que se "serenen" un poco, tomen algún medicamento para hacer bien la digestión y dejen en paz a la sociedad vasca. "Ya sé que es duro que a uno le quiten la visa oro, me lo imagino, pero lo más importante es que en el País Vasco pueda hacerse esta transición con tranquilidad", exclamó.

No obstante, se mostró convendido de que los nacionalistas van a buscar un clima de enfrentamiento toda la Legislatura y "van a ir al cuello de Patxi López", trantado de hacerle "la vida imposible" y de "evitar que se asiente". Por eso considera "muy importante" que el PP y el PSOE "nos podamos enteder".

"Cuando hay crisis política, cuando desestabilización de país por parte de la oposición, cuando hay crisis económica, cuando la gente tiene miedo a perder su trabajo y los empresarios su negocio, tenemos que tener estabilidad y yo le ofrezco al PSOE estabilidad para poder hacer frente a esa crisis economica y a esa postura rabiosa de algunos dirigentes nacionalistas", expuso.

Además, considera que en la huelga que han preparado para recibir a Patxi López el nacionalismo se juega algo más, ya que está convencido de que en esa acción los nacionalistas "están midiéndose las fuerzas, los del PNV y los de Batasuna". "ELA y LAB son la vanguardia del nacionalismo radical y están ahí midiéndo fuerzas con el PNV y está ahí viendo a ver quién se queda con la hegemonia del nacionalismo", concluyó.