Berlusconi "dimitiría" si tuviera un lío con una adolescente

ROMA (Reuters) - El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ante las peticiones para que explique su relación con una adolescente, negó el jueves que hubiera tenido una "relación picante" y dijo que tendría que dimitir si se demostrara que ha mentido al respecto.

La relación del líder conservador de 72 años con una joven de 18 años se ha convertido en un asunto político explosivo en Italia, después de que su esposa, Verónica, solicitara el divorcio por ser un mujeriego y decir que él "no estaba bien".

Berlusconi ha negado haber actuado mal o mentir sobre sus explicaciones aparentemente contradictorias de por qué fue al decimoctavo cumpleaños de Noemi Letizia y le regaló un caro collar. Ha prometido explicarlo todo en el Parlamento pero no ha establecido una fecha para ello.

El primer ministro dijo a los periodistas en Roma que si alguien le preguntaba si ha tenido "una relación, digamos que picante o más que picante, con una menor", su respuesta sería: "Absolutamente no".

"Lo he jurado por la vida de mis hijos. Y dicho esto, soy consciente de que si cometo perjurio, tendría que dimitir un minuto después", declaró Berlusconi, que fue elegido para un tercer mandato el año pasado y disfruta de un gran apoyo en las encuestas.

El magnate de los medios normalmente cuenta con el apoyo de la poderosa Iglesia Católica, pero esta vez le ha criticado por dar un mal ejemplo a los jóvenes del país con su comportamiento y por su segundo divorcio, muy aireado en público.

La edad para mantener sexo consentido en Italia son los 16 años, pero hasta que cumplen 18 son considerados menores. Letizia cumplió 18 el mes pasado y fue fotografiada con Berlusconi en su fiesta de cumpleaños, y en otros actos sociales el año pasado cuando ella tenía 17.

LOS HIJOS DE BERLUSCONI, FURIOSOS

La oposición ha criticado el comportamiento de Berlusconi antes de las elecciones europeas en junio, y el líder de centroizquierda, Dario Franceschini, preguntó a los italianos que adoran a los niños: "¿Querríais que este hombre criara a vuestros hijos?"

El comentario fue demasiado para la descendencia de Berlusconi. Casi nunca realizan comentarios públicos - se han negado a tomar partido ante el divorcio - pero reaccionaron enfurecidos ante las declaraciones de Franceschini.

"¿Enfadada? Estoy indignada. Furiosa. No, no es suficiente", dijo Marina, hija del primer matrimonio de Berlusconi y presidenta de la editorial Mondadori, que es parte del imperio de Berlusconi, al diario Corriere della Sera.

Su hijo Pier Silvio, vicepresidente de Mediaset, la compañía de televisión de la familia, solicitó saber en un comunicado cómo el líder de la oposición se atrevía a hacer un comentario "de tan mal gusto" y dijo que compartía los valores de su padre.

Los tres hijos que el magnate tuvo con Veronica Lario también publicaron un comunicado diciendo que fueron "criados en un ambiente familiar que fue equilibrado y lleno de valores".