Berlusconi niega que cometa "meteduras de pata" y afirma que se las "inventa" la prensa

ROMA, 25 (EUROPA PRESS)

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, atribuyó hoy a "invenciones" de la prensa las "meteduras de pata" por las que acapara a menudo la atención de los medios de comunicación y confesó que en estos momentos no le gusta su trabajo.

"Nunca he cometido meteduras de pata, ni una; todas se las inventan los periódicos", declaró Berlusconi en una entrevista concedida a la cadena estadounidense CNN en su residencia romana, el Palacio Grazioli.

Asimismo, el primer ministro reconoció que ve su trabajo como una obligación que tiene que cumplir aunque no le guste. "Sigo haciendo todo lo que hago con un gran sentido del sacrificio, (pero) tengo que decir que no me gusta. Para nada. Preferiría estar haciendo lo que hacía antes o cualquier otra cosa", dijo.

"Estoy aquí porque, desgraciadamente, ahora mismo Berlusconi es considerado como el único líder capaz de mantener unido al centro derecha. Por el contrario, en la izquierda no hay un líder creíble y respetable, así que creo que es una cruz que tengo que soportar, y lo haré como un sacrificio durante un tiempo, hasta que aparezca alguien que pueda permitirme que me vaya para ser abuelo, algo que me gustaría mucho", explicó.

Berlusconi, que describió como una "pesadilla" su agenda para preparar la cumbre del G-8 que se celebrará el próximo mes de julio en L'Aquila (ciudad de la región de los Abruzos donde se produjo un terremoto el mes pasado), aseguró que dedica más de la mitad de su tiempo a tratar asuntos internacionales y expresó su deseo de aprovechar sus años de experiencia en la política para conseguir avances importantes en algunos de ellos.

En este sentido, Berlusconi manifestó la predisposición "absolutamente positiva" de Italia a recibir prisioneros del centro de detención de Guantánamo, que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pretende cerrar antes de 2010. Italia "hará todo lo posible para echar una mano a Estados Unidos" ya que "no podemos pensar que sólo ellos tienen que combatir por todos nosotros; el terrorismo es un fenómeno que nos atañe a todos", destacó.

Preguntado sobre el número concreto de prisioneros que Italia estaría dispuesta a recibir, el primer ministro dijo que su Gobierno "todavía no ha afrontado el problema" y que, por lo tanto, aún no puede dar ninguna respuesta al respecto.

INMIGRACIÓN ILEGAL

Por otro lado, Berlusconi defendió la política de su Gobierno de patrullar las aguas internacionales en busca de inmigrantes indocumentados para llevarles de vuelta a los puertos de donde partieron antes de que tengan la oportunidad de pedir asilo en Italia.

"Les escoltamos a los puertos donde se embarcaron, y allí, al igual que hemos hecho en Libia, las agencias de la ONU pueden verificar sobre el terreno si tienen derecho a recibir asilo, y aceptamos a los que sí lo tienen", explicó Berlusconi.

"Es lo que está haciendo Estados Unidos, lo que están haciendo todos los países, pero nos atacan, especialmente nuestra propia oposición y sus periódicos, y están convirtiendo el problema en algo que no es y los periódicos extranjeros les están siguiendo", agregó.

Aunque esta práctica ha sido criticada por Naciones Unidas y por organizaciones defensoras de los Derechos Humanos, el primer ministro, que la semana pasada equiparó los centros de detención de inmigrantes clandestinos a "campos de concentración", aseguró que es lo mejor que se puede hacer.

"¿Acaso es humano coger a estas personas y ponerlas en un campo y dejarlas ahí (...) y mandarlas de vuelta dos meses después? Creo que es más humano llevarlas allí de donde proceden y ponerlas en manos de la ONU, que comprobará si están en posición de obtener el asilo", opinó.