Calderón nombra ministro de Educación en México a Alonso Lujambio, presidente de órgano de transparencia

  • México, 6 abr (EFE).- El presidente de México, Felipe Calderón, designó hoy como nuevo ministro de Educación a Alonso Lujambio, hasta ahora presidente del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), en lugar de Josefina Vázquez Mota, que dimitió el sábado pasado para competir por un escaño de diputada.

Calderón nombra ministro de Educación en México a Alonso Lujambio, presidente de órgano de transparencia

Calderón nombra ministro de Educación en México a Alonso Lujambio, presidente de órgano de transparencia

México, 6 abr (EFE).- El presidente de México, Felipe Calderón, designó hoy como nuevo ministro de Educación a Alonso Lujambio, hasta ahora presidente del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), en lugar de Josefina Vázquez Mota, que dimitió el sábado pasado para competir por un escaño de diputada.

En el acto del nombramiento Calderón le pidió a Lujambio trabajar por hacer de México un país con una mejor calidad educativa y se mostró convencido de que cuenta "con la capacidad y con altas credenciales" para lograrlo."

"La docencia es una expresión, quizás una de las más altas, de la generosidad humana", indicó, por su parte, Lujambio, quien considera que la SEP juega un papel fundamental para definir lo que los mexicanos quieren ser en el futuro.

El nuevo ministro fue consejero electoral de 1997 a 2003, asesor de Naciones Unidas en Irak para cuestiones electorales y profesor del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de la Iberoamericana (UIA).

Calderón dijo que para su gobierno es "fundamental" mejorar la educación para tratar de superar la pobreza y avanzar en las mejoras económicas "en un mundo que compite ferozmente" en este terreno.

Entre la tareas que el presidente encomendó a Lujambio están el alejar las drogas y la violencia de las escuelas, mejorar la calidad de la enseñanza y la infraestructura de los centros de estudio y potenciar los programas de becas y apoyo a los más pobres, además de los programas de evaluación docente.

Lujambio se comprometió a afianzar en México una educación "laica y gratuita" apegada a lo que dicta la Constitución del país, y a tratar de que las promociones de los profesores obedezcan al desempeño de éstos.

Una de las tareas fundamentales de Lujambio será coordinarse con el poderoso Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), presidido por Elba Esther Gordillo, el mayor de su ramo en América Latina con casi un millón de afiliados.