Cospedal cree irresponsable apoyar al PSOE para que gobierne como hasta ahora

  • Toledo, 6 may (EFE).- La presidenta regional del PP, María Dolores de Cospedal, ha planteado hoy que "arrimar el hombro" para que el PSOE siga haciendo la misma política económica que hasta ahora sería "irresponsable", pero ha manifestado que su partido sí está para hacer políticas sensatas y adoptar medidas valientes y comprometidas.

Toledo, 6 may (EFE).- La presidenta regional del PP, María Dolores de Cospedal, ha planteado hoy que "arrimar el hombro" para que el PSOE siga haciendo la misma política económica que hasta ahora sería "irresponsable", pero ha manifestado que su partido sí está para hacer políticas sensatas y adoptar medidas valientes y comprometidas.

Cospedal ha sido la ponente en el Foro de la Cadena Cope, donde ha hecho estas manifestaciones cuando se le ha preguntado por la disposición de su partido a pactar con el Gobierno y a "arrimar el hombro" para salir de la crisis.

La dirigente del PP, que a lo largo de su intervención ha mezclado la actualidad política nacional con la de Castilla-La Mancha, ha subrayado que si su partido apoyara ahora al PSOE para que siga haciendo lo mismo sus votantes les "echarían a patadas", porque serían unos "irresponsables".

En este contexto, ha criticado que en su primera intervención la vicepresidenta económica, Elena Salgado, sostuviera que aún hay capacidad de gasto público, pues, según ha dicho, el déficit público se traduce en "más impuestos o menos prestaciones sociales mañana o pasado mañana".

A su juicio, en momentos de crisis, "no vale con el buenismo" y con tratar de negar lo que está pasando, pues los ciudadanos necesitan que se les diga la verdad.

Cospedal ha recordado que la misión de los gobiernos es gobernar y tomar decisiones y que la oposición no puede apoyarle sin saber qué quiere hacer, qué propone o cuál es su hoja de ruta.

En el caso de Castilla-La Mancha, donde el Gobierno regional ha ofrecido un pacto al PP, la dirigente popular PP ha recordado que hace un año ella le hizo la misma oferta al presidente regional, José María Barreda, y él se negó a aceptar ninguna de sus propuestas.

Se ha quejado de que el Gobierno siempre culpe a la oposición "de todos los males" y de que no le haga caso cuando aporta soluciones y ha enunciado las principales soluciones que su partido defiende para salir de la crisis.

Ha defendido una rebaja de impuestos, sobre todo para las autónomos y las pequeñas y medianas empresas, y ha considerado "absolutamente imprescindible" una reforma laboral consensuada por sindicatos y empresarios, pero impulsada por el Gobierno.

También ha planteado la necesidad de actualizar el pacto de Toledo y de abrir un debate sin "tabúes" y sin "lugares comunes" sobre el sector energético, incluida la energía nuclear.

Ha apostado por planes especiales para mejorar la competitividad en España y en Castilla-La Mancha, por recuperar la unidad de mercado, por una reforma de la Justicia y por otra del modelo educativo, basada en la calidad, la excelencia y el reconocimiento a la labor de los profesores.