Cruce de acusaciones en un comienzo de campaña accidentado

MADRID (Reuters) - El PP y el PSOE contaron el viernes con sus principales líderes en los primeros grandes actos de campaña electoral para las elecciones europeas, que tuvieron un inicio accidentado después de que la caída de una grúa de televisión dejara ocho heridos leves en el recinto en el que iba a intervenir el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

La caída de la estructura de toma de imágenes de televisión en el Pabellón Polideportivo Príncipe de Asturias de Murcia sucedió alrededor de las 19:00 hora local y causó heridas leves a ocho personas con edades entre los 27 y 80 años. Todos ellos fueron trasladados al hospital, según confirmó un portavoz de Emergencias.

Durante el mitin, Zapatero, que acompañó al candidato socialista Juan Antonio López Aguilar, animó a los asistentes a tomar conciencia de un voto que pretende ser europeo, y pidió al presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, que se concentre en el sentido de la consulta.

"Para el Partido Popular, estas elecciones son otro tipo de elecciones. Rajoy siempre está aspirando a una segunda vuelta, pero no toca, toca Europa (...) la Europa que el mundo espera, una Europa que apuesta por la lucha contra el cambio climático, que se comprometa y lleve al mundo a erradicar la pobreza y la miseria en que viven millones de personas", declaró el presidente del Gobierno.

El PP eligió la ciudad gallega de Orense para celebrar su primer gran mitin, un lugar que le da suerte ya que fue el escogido para clausurar la campaña electoral gallega en marzo para unos comicios que llevaron a los populares de nuevo al frente de la Xunta.

Rajoy, que apoyó al candidato Jaime Mayor Oreja, criticó al Gobierno porque, dijo, oculta información, y aseguró que su formación continuará con el cambio político que se produjo en las elecciones gallegas.

"Primero ocultó la crisis económica, luego la ineficacia de sus medidas y ahora puede generar un problema muy grave", dijo.

"Ha ocultado en Madrid la ministra de Defensa un brote de gripe A en un cuartel y ha permitido que los niños fueran a visitarlo y no ha informado ni al Gobierno ni al Ministerio de Sanidad. No se puede engañar, no se puede ocultar la realidad", sostuvo.

La campaña electoral para la elección de los diputados españoles en el Parlamento Europeo comenzó en la madrugada del viernes con la tradicional pegada de carteles en Madrid. Los dos principales partidos, PSOE y PP, llegan a su inicio prácticamente empatados en intención de voto según la encuesta del CIS publicada el jueves.

La campaña tiene el trasfondo de la profunda crisis económica en la que está inmersa España y de los problemas judiciales a los que se enfrenta el principal partido de la oposición.

Ambos partidos tratarán de movilizar a un electorado que tradicionalmente se retrae en las elecciones europeas - en los últimos comicios, en 2004, el porcentaje de participación fue inferior al 50 por ciento.

Según la encuesta del CIS, los socialistas mantiene una ligera ventaja de seis décimas al obtener una estimación de voto del 42,8%, frente al 42,2% de los populares. Ambas formaciones lograrían el mismo número de escaños, 23.

En la actualidad el PSOE tiene 25 eurodiputados y el PP, 24.

La Coalición por Europa, en la que concurren unidos los nacionalistas catalanes de CiU y los vascos del PNV, conseguirían dos escaños en el Parlamento Europeo, según el CIS. Izquierda Unida sacaría un diputado, y el movimiento Europa de los Pueblos-Verdes otro más.

La formación UPyD de Rosa Díez no obtendría ninguno, según el CIS.

En las elecciones del 7 de junio, los españoles elegirán 54 eurodiputados, igual que en 2004, pero sólo tomarán posesión inmediatamente los 50 primeros, ya que los otros cuatro lo harán cuando entre en vigor el Tratado de Lisboa, que ha sido ratificado por 23 de los 27 estados miembros.