ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Demócratas del Senado deciden bloquear dinero para el cierre de Guantánamo

  • Washington, 19 may (EFE).- Los demócratas del Senado de EE.UU. decidieron hoy bloquear 80 millones de dólares para el eventual cierre de la cárcel de Guantánamo (Cuba) hasta que la Casa Blanca explique qué hará con los extranjeros allí detenidos, en un claro revés para el presidente Barack Obama.

Demócratas del Senado deciden bloquear dinero para el cierre de Guantánamo

Demócratas del Senado deciden bloquear dinero para el cierre de Guantánamo

Washington, 19 may (EFE).- Los demócratas del Senado de EE.UU. decidieron hoy bloquear 80 millones de dólares para el eventual cierre de la cárcel de Guantánamo (Cuba) hasta que la Casa Blanca explique qué hará con los extranjeros allí detenidos, en un claro revés para el presidente Barack Obama.

Obama quería que ese monto estuviese incluido en un proyecto de ley de gastos de defensa suplementarios que prevé votar el Senado esta semana para las operaciones militares en Irak y Afganistán.

Ahora, la versión del Senado elimina el texto que autorizaba los 80 millones de dólares para comenzar los trámites para el cierre de Guantánamo.

En un lenguaje similar a la versión de la Cámara de Representantes, la iniciativa indicará que el monto se aprobará 60 días después de que la Casa Blanca presente un plan detallado sobre Guantánamo.

Los legisladores de la cámara baja pusieron plazo hasta el próximo 1 de octubre para que la Casa Blanca presente detalles sobre lo que hará con los detenidos una vez que se cierre Guantánamo, el costo que eso supondrá y el del traslado de los reos a otras cárceles.

Por separado, un grupo de trabajo creado por Obama prevé presentar en julio un informe sobre el rumbo de la política respecto a los detenidos y los pasos necesarios para el eventual cierre de Guantánamo.

La decisión de los demócratas, que controlan ambas cámaras del Congreso, es un revés para Obama, quien anunció al llegar a la presidencia en enero pasado que daba plazo hasta comienzos de 2010 para el cierre de Guantánamo.

Los demócratas aseguran que, si bien apoyan el cierre de Guantánamo, prefieren esperar a saber cuál será el destino final de los 241 extranjeros que permanecen detenidos en esa base naval estadounidense instalada en el oriente de Cuba.

Ese centro de detenciones en Guantánamo "nos hace menos seguros... sin embargo, este no es ni el momento ni el proyecto de ley para abordar este asunto", afirmó a la prensa el líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid.

Haciéndose eco de la preocupación de muchos demócratas sobre un posible traslado de prisioneros a territorio estadounidense, Reid insistió en que sería prematuro actuar antes de que Obama ponga su plan sobre la mesa.

Durante una rueda de prensa, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, dijo hoy que el Gobierno espera que el Congreso termine desembolsando el dinero y dejó abierta la posibilidad de que Obama trate directamente las preocupaciones del Legislativo en un discurso este jueves.

Según Gibbs, Obama adelantará a la opinión pública "una parte sustancial" de su plan sobre el futuro de los detenidos.

Aunque la decisión de cerrar Guantánamo ha sido aplaudida por la comunidad internacional, qué hacer con los detenidos es un quebradero de cabeza para Obama.

La posible presencia en EE.UU. de presuntos terroristas, incluso si es en cárceles de máxima seguridad, ha dado municiones a la oposición republicana, que encabeza una campaña para atacar la política de seguridad nacional de Obama y para infundir el miedo a la opinión pública.

Los republicanos de la cámara baja, por ejemplo, promueven un proyecto de ley para "evitar la entrada de terroristas a EE.UU." y que prohíbe el traslado a suelo estadounidense de cualquier detenido sin el consentimiento específico del gobernador y la legislatura del estado seleccionado para acogerlo.

El líder de la minoría republicana en la cámara baja, John Boehner, incluso ha comentado que los votantes "no quieren a estos terroristas en sus barrios".

Geoff Morrell, portavoz del Pentágono, dijo hoy en una rueda de prensa que "no hay nada que indique" que el plazo para cerrar Guantánamo en enero de 2010 "esté corriendo peligro".

"Hasta donde yo sé, los planes están en pie con respecto al cierre del centro de detenciones en Guantánamo", agregó.

Según Morrell, los funcionarios del Pentágono involucrados en este proceso, entre ellos el subsecretario de Defensa, se reúnen constantemente con sus pares de los departamentos de Estado y de Justicia, y con representantes de la Casa Blanca para tratar "estos asuntos, que son muy complicados".