diputada Erauskin (EHAK) acusa Ibarretxe de colaborar en buscar pruebas para inculpar a su hijo

SAN SEBASTIAN, 06 (EUROPA PRESS)

La ex parlamentaria vasca y portavoz de EHAK, Nekane Erauskin, madre de Aitzol Arrieta, uno de los ocho jóvenes detenidos el pasado lunes en Hernani (Guipúzcoa) por presuntamente pertenecer a un grupo de kale borroka, acusó hoy al Gobierno liderado por el lehendakari, Juan José Ibarretxe, de "colaborar en buscar pruebas para inculpar y encarcelar", a su hijo y al resto de arrestados.

En una rueda de prensa en San Sebastián, Erauskin acompañada de la abogada del Movimiento Pro Amnistia Ainhoa Baglieto, de decenas de representantes de este colectivo, así como de uno de los jóvenes arrestados y posteriormente puesto en libertad Iñigo Arzelai, explicó que el pasado miércoles efectivos de la Ertzaintza se personaron en las obras del Tren de Alta Velocidad en Ordizia (Guipúzcoa) para preguntar a los responsables de seguridad de las mismas si su hijo había estado en unos terrenos que el tío de la ex parlamentaria tiene en la zona.

Erauskin dio "gracias" a que, "por casualidad", su hijo no había ido a ayudar en la huerta que la familia tiene en la zona desde que habían empezado las obras de la 'Y vasca', ya que, si no la Ertzaintza quizá le hubiera "acusado de preparar algo como afirma el Ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba" o "de cualquier cosa". "Eso es una medida preventiva", se preguntó. En este sentido, acusó al Ejecutivo del lehendakari, Juan Jose Ibarretxe, de "haber colaborado, mientras estos jóvenes estaban detenidos e incomunicados, en buscar pruebas para inculparlos y meterlos en la cárcel".

Por su parte, Baglieto criticó que a estos jóvenes "revolucionarios e independentistas vascos", no se les ha arrestado porque "hayan cometido algún delito, o para prevenir que así sea", sino para que "desaparezcan de las calles" y para ello se ha recurrido a "la ampliación de tipos penales, como el delito de colaboración con banda armada", una serie de términos que "rompen el principio de legalidad y seguridad jurídica".

Baglieto afirmó que en Derecho "no es posible interpretar de manera amplia lo que la Ley no establece", y en un Estado de Derecho "no es posible llevar a cabo estas detenciones, sin pruebas, si no es contra la disidencia vasca". De esta forma, "han sido detenidas 121 personas, torturados 68 jóvenes y 91 encarcelados", denunció.

Finalmente, el Movimiento Pro Amnistia aseguró que el protocolo para evitar torturas de la Audiencia Nacional "no es más que un paquete de medidas para ocultar" estas prácticas, advirtió que el "conflicto político vasco sólo se solucionará con más democracia y no con recetas represivas", y llamó a participar en las movilizaciones que se lleven a cabo contra la "incomunicación".