Nueve de trece diputados del PP de Cantabria confirman su negativa al cambio de portavoz de su grupo parlamentario


SANTANDER|

La Dirección regional ve "agotadas" las vías para efectuar con "normalidad" este cambio y el martes se decidirán los pasos a dar

Nueve de los trece diputados del PP en el Parlamento de Cantabria han remitido este mediodía un escrito al partido en el que comunican la no aceptación del cambio portavoz del grupo parlamentario.

Los diputados firmantes de este escrito son el actual portavoz del grupo popular, Eduardo Van den Eynde, y los diputados Ignacio Diego, expresidente del partido, José Manuel Igual, Ruth Beitia, Mercedes Toribio, Cristina Mazas, Luis Carlos Albalá y Francisco Rodríguez Argüeso y Santiago Recio, que es uno de los firmantes de la demanda judicial pidiendo la impugnación del Congreso en que salió elegida presidenta María José Sáenz de Buruaga.

Fuentes del PP han informado a Europa Press que este escrito ha sido recibido al mediodía, antes de que a las 14.00 horas, expirara el plazo que desde el partido se había dado a los diputados para aceptar el cambio de portavoz decidido el pasado jueves por el Comité Regional del partido y que, según aseguró entonces la presidenta de la formación, María José Sáenz de Buruaga, era de "obligado cumplimiento".

Mientras, Van den Eynde y diputados que no han aceptado la instrucción del Comité, y que ni siquiera han recogido la notificación del acuerdo, sostienen que la decisión sobre el cambio de portavoz debe hacerse a propuesta del propio grupo parlamentario.

EL COMITÉ EJECUTIVO ANALIZARÁ EL MARTES LOS PASOS A DAR

Desde el partido creen que el "problema de fondo" que existe "no es el cambio de portavoz" sino que lo interpretan como "un desafío" y un "pulso" a la nueva Dirección regional.

Estas mismas fuentes del PP, sostienen que "se han agotado todas las vías" y los "esfuerzos" hechos, según señalan "hasta la extenuación", para que el cambio de portavoz del grupo parlamentario "se produjera con normalidad", como ha ocurrido --sostienen-- en otras comunidades autónomas donde al Congreso del partido se han presentado más de un candidato, como Castilla y León y La Rioja.

Tras conocer la decisión de estos nueves diputados --los otros cuatro María José Sáenz de Buruaga, Isabel Urrutia, Ildefonso Calderón e Íñigo Fernández han aceptado el cambio de portavoz-- se va a convocar un Comité Ejecutivo para el martes, 23 de mayo, para analizar los pasos a seguir.

Según ha podido saber esta agencia, "todos los pasos" desde la Dirección regional en este asunto se han dado "con el conocimiento" y en "coordinación" con la Dirección Nacional del PP.

Desde la Dirección regional insisten en su postura de que el Comité Ejecutivo es competente para tomar la decisión de que Sáenz de Buruaga, presidenta del partido y del grupo parlamentario sustituya al actual portavoz del grupo parlamentario-- y se basan en lo que señala el apartado C del artículo 40 de los Estatutos del partido.

En éste, se indica que los Comités Ejecutivos tienen la facultad de "definir la estrategia general del partido y sus pronunciamientos polítimos y programáticos y establecer las líneas maestras de la acción política de los diversos grupos institucionales, aprobar sus reglamentos y nombrar y cesar a los portavoces y cargos directivos de aquellos".

Tras la decisión adoptada el jueves por el Comité Ejecutivo Regional, se intentó notificar individualmente a los diputados del grupo popular esta instrucción para que materialicen el cambio de portavoz pero estos mismos nueve parlamentarios que hoy firman el escrito no recogieron la notificación.

Se intentó el lunes después del Pleno del Parlamento y también el martes pero sin éxito.

Ese día el grupo parlamentario acordó en una reunión solicitar el texto del acuerdo, que se le remitió ese mismo día y aunque fue recibida el miércoles, según explican estas fuentes del partido.

Ayer, jueves, se envió de nuevo a los diputados el acuerdo y se les dio de plazo hasta hoy, viernes, a las 14.00 horas, para aceptar el cambio de portavoz, que ha sido rechazado por los nueve diputados que desde el inicio se han opuesto tal y como se lo han comunicado hoy al partido.

Según ha explicado a Europa Press uno de los diputados que ha confirmado este viernes a través del escrito remitido al partido su negativa al cambio de portavoz, no considera que esté siendo "indisciplinado" sino porque el acuerdo del Comité está "mal redactado" y "no va a favor de los Estatutos" del partido.

Y es que este diputado también considera que el cambio de portavoz tiene que efectuarse "a propuesta" del grupo parlamentario, no del Comité.

De este modo, este diputado insiste en que su decisión es "por razones estríctamente reglamentarias" y no por que no reconozca a la Dirección regional --sí la reconoce-- o porque se oponga a Sáenz de Buruaga.

De hecho, cree que ésta tiene legitimidad para ser portavoz parlamentaria del PP --al igual que el resto de diputados-- pero insiste en que ello lo debería decidir el grupo parlamentario.

La presidenta del partido denunció ante el pasado jueves al Comité Ejecutivo que considera que desde el grupo parlamentario popular hay un "bloqueo" a la acción política marcada por la nueva Dirección regional, algo que fue negado por el portavoz.

También desde la Dirección regional se instó al expresidente del partido Ignacio Diego, a posicionarse públicamente --algo que no ha hecho-- y se le instó a poner fin al "bloqueo" que, a su juicio, estaban ejerciendo los diputados que "él lidera y él dirige".

Así, al menos, lo afirmó hace unos días el vicesecretario de Estrategia y Acción Política de la formación y diputado nacional por Cantabria, Diego Movellán, uno de los integrantes del Comité Ejecutivo Regional.

Sin embargo, este diputado que ha hablado con Europa Press insiste en que él no es "ni dieguista" ni "buruaguista" y asegura que el expresidente del partido no se ha dirigido a él para pedir su apoyo a la demanda judicial de impugnación del Congreso ni para ninguna acción en contra de la Dirección regional.