Disidentes liberales no votarán por la reforma que permita la reelección de Ortega

  • Managua, 11 may (EFE).- El grupo parlamentario opositor Bancada Democrática Nicaragüense (BDN) reafirmó hoy su compromiso de rechazar reformas constitucionales que permitan la reelección del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

Disidentes liberales no votarán por la reforma que permita la reelección de Ortega

Disidentes liberales no votarán por la reforma que permita la reelección de Ortega

Managua, 11 may (EFE).- El grupo parlamentario opositor Bancada Democrática Nicaragüense (BDN) reafirmó hoy su compromiso de rechazar reformas constitucionales que permitan la reelección del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

Los diputados de la BDN, integrada por disidentes liberales, confirmaron en una rueda de prensa conjunta que la bancada de 17 diputados votará contra reformas a la Constitución que permitan la reelección de Ortega y cambiar el sistema político del país de presidencialista a parlamentario.

El jefe del grupo parlamentario BDN, Adolfo Martínez Cole, dijo que los 17 legisladores de esa bancada acordaron hoy poner su diputación a disposición ante el arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes, por ser persona honorable y líder religioso, en caso de que algún parlamentario falte a ese compromiso.

La semana pasada el grupo parlamentario del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), integrado por 34 diputados propietarios y suplentes, también reafirmó su compromiso de rechazar reformas constitucionales que permitan la reelección de Ortega.

Martínez Cole solicitó audiencia al líder religioso para hacer entrega de una carta, suscrita por los 17 legisladores disidentes, en la que se comprometen a poner su renuncia en caso de que no cumplan su palabra.

"No es solamente firmar un documento por firmarlo, sino que es el compromiso serio de poner sus escaños a la disposición de quien pueda cumplir fielmente con los compromisos asumidos con Nicaragua", enfatizó el legislador disidente, en abierta crítica a sus colegas del PLC, que rubricaron un documento en ese sentido, pero comprometiéndose entre ellos mismos.

La Constitución de Nicaragua prohíbe la reelección presidencial consecutiva, pero no la alterna.

Las reformas constitucionales en Nicaragua deben ser aprobadas en dos legislaturas y con al menos dos tercios de los 92 diputados que integran la Asamblea Nacional, cifra que no alcanzan los sandinistas y sus aliados, que reúnen al menos a 47.

El vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), el sandinista Rafael Solís, reiteró hoy su confianza en que las reformas constitucionales serán aprobadas por el Congreso en la primera legislatura este año.

El presidente Ortega ha confirmado su interés de reformar la Constitución para establecer la reelección presidencial indefinida, que abiertamente persigue.

Los sandinistas y los liberales del ex presidente nicaragüense Arnoldo Alemán (1997-2002) iniciaron negociaciones para reformar la Carta Magna, incluida la reelección presidencial, en octubre de 2007, pero las "congelaron" luego de los comicios municipales de noviembre pasado, ganados ampliamente por el oficialismo y que los liberales señalaron como fraudulentos.