Dürhrkop dice que deja la política activa el año en que "se cumple el sueño" de su marido, romper la hegemonía del PNV

Afirma que ha sido una decisión "muy meditada" y pone su experiencia a disposición del PSOE para preparar la presidencia española de la UE

SAN SEBASTIAN, 08 (EUROPA PRESS)

La europarlamentaria del PSOE Barbara Dürhkop, anunció hoy su, "muy meditada" decisión de dejar la política activa, como si se tratara de una "fatalidad del destino", justo en el año en el que se cumplen 25 años desde el asesinato, a manos de ETA, de su marido, el senador socialista Enrique Casas, y en el que se cumple "el sueño" de éste y de "todos los socialistas vascos", de "romper con la hegemonía" del PNV en el Gobierno vasco.

En una rueda de prensa en San Sebastián, Dürhkop, un tanto "nerviosa" según confesó, aseguró que ha decidido "poner punto final" a una etapa de su vida, a 22 años de trabajo en el Parlamento europeo, "sin dramatismos" y para poder dedicar su tiempo libre a su familia, la equitación, a viajar, en definitiva a hacer una vida "a su aire" y disfrutar de una jubilación pero de "júbilo, no de hacerse vieja". "Cuando te dicen histórico es la hora en que te tienes que ir", bromeó.

La europarlamentaria socialista y vicepresidenta del grupo del PSOE en el Parlamento Europeo desde 2004, insistió en que se trata de una decisión "propia" y "muy meditada", al tiempo que agradeció "profundamente" a los socialistas la "confianza" brindada en su persona cuando en 1987 la eligió como candidata a la Cámara europea, cuando, "a mucha honra, sólo era la viuda de Enrique Casas", para lo cual tuvo que obtener la nacionalidad española, lo cual afirmó no pesarle en absoluto ya que "antes" se iría "al otro barrio" que dejar este país.

De esta forma, tras repasar su trabajo político como suplente de la Comisión de Control Presupuestario de la Comisión de Presupuestos y de la Delegación para las relaciones con Suiza, Islandia y Noruega y en la Comisión Parlamentaria Mixta del Espacio Económico Europeo; secretaria general de la delegación socialista española de 1999 a 2004; y la primera mujer ponente para el presupuesto de 1999 de la Unión Europea, y suplente de las Comisiones de Presupuesto y control presupuestario en la última legislatura, Dürkop destacó que "nunca" ha tenido como profesión "ser víctima del terrorismo".

Además, reconoció que, aunque la conciliación de la vida familiar con su trabajo como europarlamentaria "no ha sido tan fácil", reivindicó el trabajo de la mujer fuera del entorno familiar, y se mostró "muy satisfecha" de su labor como madre así como lo "orgullosa" que se siente de sus hijos.

La europarlamentaria socialista se felicitó de haber podido ser testigo de una Europa "unificada" de la que han entrado ha formar parte los Estados del Oeste, al tiempo que lamentó el hecho de que, como si de "una fatalidad del destino" se tratara, su opción de abandonar las "responsabilidades políticas" llega en el año en que se cumplen 25 años del asesinato de su marido a manos de ETA, a la vez que se ve realizado "el sueño" de su esposo y de "todos" los socialistas vascos, tener un lehendakari socialista.

De esta forma, se felicitó de que por fin se "rompe una hegemonía nacionalista", la del PNV, que ha sido "en mucho una ofensa a las víctimas del terrorismo", con esa "equidistancia y muchas veces complicidad con los verdugos" que han tenido que "sufrir las víctimas".

Ademas, calificó a los dirigentes nacionalistas de "exabruptos" y de "mal perdedores", para, a continuidad, manifestar su extrañeza ante el hecho de que se tilde de "ataque a las instituciones" el pacto entre PSE y PP para gobernar en Euskadi, cuando el PNV se valió de "tres escaños de EHAK para la última investidura del lehendakari, Juan José Ibarretxe". En este sentido, se preguntó si "hay reglas del juego qué sólo valen para unos y no para otros".

PRESIDENCIA ESPAÑOLA

Por otro lado, trasladó su intención de poner todo su "bagaje de experiencia" a disposición de su partido, "en cualquier cosa que pueda ser útil", como por ejemplo, "de forma puntual" para preparar la presidencia española en la Unión Europea para 2010.

Al respecto, subrayó que será entonces cuando el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "consciente" de la "importancia de tener una posición de liderazgo y plantel en Europa", tenga la oportunidad de "proyectar sus ideas políticas y sus visiones de Europa". "Será una presidencia muy sólida", aseveró.

No obstante, preguntada por la posibilidad de que pudiera entrar a formar parte en el nuevo Ejecutivo vasco si le reclamara el candidato socialista a lehendakari, Patxi López, lo negó con rotundidad y reiteró que va a cumplir 64 años, lleva en el partido desde 1978, 22 años de trabajo en el Parlamento Europeo y ha llegado la hora "de disfrutar" de su jubilación.

Finalmente, indicó que no ha propuesto a nadie para su sustitución como candidato al Parlamento Europeo, aunque confesó que le gustaría que quien tome su relevo "sea mujer y sepa al menos dos idiomas", además, del castellano.