El gobernador republicano de Florida aspirará a un escaño en el Senado, según la prensa

  • Washington, 11 may (EFE).- El gobernador de Florida, el republicano Charlie Crist, anunciará mañana martes que no buscará un segundo mandato en el Ejecutivo estatal para competir por un escaño en el Senado estadounidense, informaron hoy los medios locales.

El gobernador republicano de Florida aspirará a un escaño en el Senado, según la prensa

El gobernador republicano de Florida aspirará a un escaño en el Senado, según la prensa

Washington, 11 may (EFE).- El gobernador de Florida, el republicano Charlie Crist, anunciará mañana martes que no buscará un segundo mandato en el Ejecutivo estatal para competir por un escaño en el Senado estadounidense, informaron hoy los medios locales.

Crist aspirará a la vacante que dejará el senador republicano Mel Martínez, quien anunció a finales del año pasado que no se presentará a la reelección en el 2010.

El gobernador, cuyo primer mandato vence en enero de 2011, tiene un respaldo popular en Florida superior al 60 por ciento, según los últimos sondeos, lo que probablemente ayude a los republicanos a mantener el escaño de Martínez en el Senado.

Aun así, el diario The Wall Street Journal destacó en su edición digital que se trata de una estrategia arriesgada que podría permitir que el gobierno de Florida vaya a parar a manos de un demócrata.

Florida es uno de los estados clave en las elecciones presidenciales que se celebran cada cuatro años en Estados Unidos y su voto es a menudo clave en el desenlace de la carrera por la Casa Blanca.

El soleado estado del sur de EE.UU. apoyó al actual inquilino de la Casa Blanca, Barack Obama, en los comicios de noviembre pasado en una muestra del terreno que han ganado los demócratas en Florida, que había votado por los republicanos en las presidenciales previas.

Los demócratas elaboraron una detallada base de datos de votantes en los últimos cuatro años en la que se basó la campaña de Obama para diseñar su victoriosa estrategia electoral del 2008.

Los republicanos han perdido 15 escaños en el Senado estadounidense en cuatro años.