El Gobierno de Sri Lanka aboga por la reconciliación para salir de la crisis y derrotar a los talibanes

  • Islamabad, 18 may (EFE).- El primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, abogó hoy por seguir el camino de la reconciliación para solucionar los problemas del país y mantuvo, en plena operación contra los talibanes, que Pakistán superará su crisis de seguridad.

El Gobierno de Sri Lanka aboga por la reconciliación para salir de la crisis y derrotar a los talibanes

El Gobierno de Sri Lanka aboga por la reconciliación para salir de la crisis y derrotar a los talibanes

Islamabad, 18 may (EFE).- El primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, abogó hoy por seguir el camino de la reconciliación para solucionar los problemas del país y mantuvo, en plena operación contra los talibanes, que Pakistán superará su crisis de seguridad.

"Pakistán es capaz de salir por sí mismo de la crisis. El Ejército estará en la zona hasta que la paz sea restaurada. Esta guerra asegurará el futuro de las próximas generaciones", declaró el jefe del Gobierno, según recogió el canal privado "Express TV".

Guilani inauguró hoy en la capital paquistaní una conferencia sobre seguridad nacional, que reúne a formaciones políticas tanto parlamentarias como extraparlamentarias, cuyo tema central es la operación militar contra la insurgencia talibán en el norte del país y el éxodo de población civil de las áreas de conflicto.

Una fuente gubernamental explicó a Efe que los más de 50 líderes políticos que asisten a la reunión tienen "una agenda con un sólo asunto, discutir la situación de seguridad", y que probablemente aprobarán una declaración conjunta.

La conferencia "es una muestra de la habilidad del país para unirse en los tiempos difíciles", expuso Guilani en su discurso inaugural, transmitido en directo por los canales paquistaníes.

El Gobierno paquistaní dio por roto a principios de mes un acuerdo de paz con los talibanes del valle de Swat (norte), que habían aprovechado una tregua para avanzar a distritos vecinos, y ordenó al Ejército lanzar una operación a gran escala en la división regional de Malakand.

Las fuerzas de seguridad aseguran haber acabado con la vida de más de un millar de integristas desde que iniciaron sus ofensivas en estas áreas, donde más de un millón de civiles han tenido que abandonar sus hogares.

Según las autoridades, se trata del mayor desplazamiento interno desde la creación de Pakistán y la partición del subcontinente indio, en el 1947.

El ministro paquistaní de Interior, Rehman Malik, dijo ayer que la operación militar se ampliará próximamente a otras áreas del noroeste y del conflictivo cinturón tribal fronterizo con Afganistán.

Los legisladores nacionales ya debatieron durante toda la semana pasada en el Parlamento la operación en el norte.