El Govern lleva a la fiscalía un anuncio del PP contra la ley de educación que desata la polémica

  • Barcelona, 11 may (EFE).- El gobierno catalán ha anunciado hoy que llevará a la fiscalía de menores el anuncio del PPC en contra de la ley de educación en el que se muestra a dos menores esposados, una iniciativa que ha desatado la polémica y que ha llevado al resto de partidos a arremeter contra el PP.

Barcelona, 11 may (EFE).- El gobierno catalán ha anunciado hoy que llevará a la fiscalía de menores el anuncio del PPC en contra de la ley de educación en el que se muestra a dos menores esposados, una iniciativa que ha desatado la polémica y que ha llevado al resto de partidos a arremeter contra el PP.

El anuncio, publicado ayer en un diario barcelonés con el lema "Suspenso en calidad. Suspenso en libertad", usa esta imagen, que no muestra los ojos de los niños, para advertir de que la ley de educación "sólo conduce a un futuro: la miseria moral y la económica".

La consellera de Acción Social y Ciudadanía, Carme Capdevila, ya ha encargado a sus servicios jurídicos que estudien qué medidas legales se pueden adoptar, ha pedido la retirada del anuncio y ha opinado que estos menores "aparecen esposados, como si fueran culpables de algo".

Por su parte, la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha defendido la legalidad del anuncio y ha pedido prestar más atención al contenido de la ley que a este "envoltorio" publicitario.

Aunque el PPC criticó el uso de menores en un anuncio de la Plataforma pro Selecciones Catalanas, Sánchez-Camacho ha diferenciado ambos casos con el siguiente argumento: "Allá había un determinado mensaje político y aquí hay una reflexión sobre la libertad y la educación".

Entre tanto, Sánchez-Camacho ha asegurado hoy que su partido decidirá si recurre o no ante el Tribunal Constitucional la futura ley catalana de educación al margen del criterio del Consejo Consultivo, que a petición del PP catalán deberá pronunciarse sobre si el texto se ajusta a la Constitución y al Estatut.

El resto de partidos catalanes creen que el PP ha retomado su ofensiva en materia lingüística y hoy han aprovechado ese anuncio, que pone en entredicho la línea moderada usada hasta el momento por Sánchez-Camacho, para denunciar la actitud del PP.

El titular de Educación, Ernest Maragall, ha acusado al PP de hacer "partidismo" con "conceptos básicos de la convivencia" en Cataluña.

A poco menos de un mes para las elecciones europeas, el PSC ha pedido hoy a los catalanes que castiguen en las urnas la "radicalidad" del PP y su "falta de respecto a la lengua, a la cultura y a la nación catalanas".

En nombre del PSOE, su secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha defendido la futura ley de Educación de Cataluña, ha pedido que no se haga un debate partidista con la lengua y ha dicho que los niños catalanes saben castellano igual o "mejor" que los de otras comunidades autónomas.

En cuanto a CiU, su presidente, Artur Mas, ha alertado de que está renaciendo la influencia del ex presidente del Gobierno José María Aznar en el PP, al que ve cada vez más escorado hacia posiciones "viscerales", y ha lamentado que el Gobierno del PSOE se plantee "recurrir" una ley de educación avalada por el PSC.

Desde las filas de ERC, su secretario general, Joan Ridao, ha pedido hoy al Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC) que intervenga ante este anuncio "obsceno", si bien un portavoz del CAC ha precisado a Efe que este organismo no es competente para valorar el anuncio publicado ayer.

Por su parte, el secretario general de ICV, Joan Herrera, ha lamentado hoy que su formación política se haya quedado "sola" en la defensa de la Ley de Educación (LEC) ante el PPC por la segregación lingüística y de niños y niñas en las escuelas catalanas.