El PNV dice que el anuncio de la Ley del Aborto es un señuelo electoral del PSOE

  • Bilbao, 15 may (EFE).- El portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, ha afirmado hoy que el anuncio del proyecto de Ley del Aborto por el Gobierno es un "señuelo" del PSOE con "finalidad electoral" en los comicios europeos del próximo 7 de junio.

El PNV dice que el anuncio de la Ley del Aborto es un señuelo electoral del PSOE

El PNV dice que el anuncio de la Ley del Aborto es un señuelo electoral del PSOE

Bilbao, 15 may (EFE).- El portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, ha afirmado hoy que el anuncio del proyecto de Ley del Aborto por el Gobierno es un "señuelo" del PSOE con "finalidad electoral" en los comicios europeos del próximo 7 de junio.

En una entrevista en Radio Euskadi recogida por EFE, Erkoreka ha dicho que el PNV no comentará ningún aspecto concreto del proyecto legislativo hasta que el texto sea presentado en las Cortes.

"Primero hay que verla (la Ley del Aborto) porque con el Partido Socialista estamos acostumbrados a que del anuncio a la realidad haya un gran trecho", ha manifestado.

Erkoreka ha opinado que este anuncio por parte del Gobierno es un "señuelo con finalidad electoral" y ha asegurado que el PNV no va a "hacerle el juego" al PSOE, por lo que no se pronunciará hasta que se presente el texto del proyecto.

En cuanto a la polémica por los pitidos durante la interpretación del himno español en la final de la Copa del Rey que disputaron el Athletic y el FC Barcelona y su no emisión en directo por TVE, el diputado del PNV ha considerado que se trató de una "manipulación".

Para Erkoreka, se pretendía que ese partido fuera la imagen "simbólica" de que Cataluña y el País Vasco están "pastoreadas por dos pastores" socialistas, dijo en referencia a los presidentes José Montilla y Patxi López, pero que la pitada al himno "quebró ese esquema y TVE tenía que ocultarlo manipulando clarísimamente".

El portavoz del Grupo Vasco en el Congreso ha responsabilizado a los socialistas de ser los que han "dinamitado todos los puentes" con el PNV al rechazar la oferta para formar un gobierno de coalición en Euskadi presidido por Ibarretxe, aunque ha reconocido que "la realidad obligará a todos a resituarse y a tener unas relaciones normales".