El PNV no ve recorrido a la querella y le sorprende que los tribunales den tanto "pábulo" a Manos Limpias

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El PNV pronostica que la querella contra el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por presunta prevaricación en la instrucción de la causa sobre las desapariciones ocurridas durante el franquismo, que ha sido admitida por el Tribunal Supremo, no tendrá mucho recorrido y se muestra sorprendido por el "pábulo" que, desde su punto de vista, está dando la Justicia al sindicato Manos Limpias, autor de la iniciativa contra el magistrado.

Así lo aseguró a Europa Press el portavoz de los nacionalistas vascos en la Comisión de Justicia del Congreso, Emilio Olabarría, quien cargó contra Manos Limpias recordando que es el mismo sindicato que consiguió que se abriera un proceso contra el ex lehendakari Juan José Ibarretxe y el actual jefe del Ejecutivo vasco, Patxi López.

A su juicio "no deja de sorprender que tenga tanto predicamento entre los tribunales" una organización que "se dedica a presentar cuasi profesionalmente querellas de marcado perfil político" y que se define como un sindicato, pero tiene una "escasa representatividad". Es más, Olabarría apuntó incluso que Manos Limpias podría actuar "instigada por algún poder fáctico".

PONER ALGUNOS LÍMITES

Por eso, el diputado del PNV sostiene que "quizá la reflexión pertinente ahora es si no habría que poner un límite a la admisibilidad o la procedibilidad de ciertas querellas, sobre todo por la calidad de quienes las presentan".

Al margen de estas consideraciones, el diputado nacionalista vasco señaló que las actuaciones de Garzón "son tan poliédricas que cabía el riesgo de que en alguna ocasión" tuviera que enfrentarse a una querella por prevaricación. Eso sí, Olabarría cree que el juez de la Audiencia Nacional "ha hecho cosas más discutibles jurídicamente" que la que ahora se le imputa y que "no han sido objeto de actuación disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial ni de querellas".

En cualquier caso, explicó que la extralimitación en sus competencias jurisdiccionales que se achaca al juez "se refieren a un tema que no está bien resuelto por el ordenamiento". "Cabe que lo que Garzón preconizase con su instrucción sobre el franquismo fuera razonable o no, porque la ley no es absoluto clara", apuntó en referencia a la Ley de Memoria y a la propia Ley de Enjuiciamiento Criminal.