El PP cree que las palabras de Pumpido deben llevar a su cese o al de la cúpula policial

  • Madrid, 23 abr (EFE).- El PP cree que las palabras del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, en las que cuestionó la colaboración de la Policía en los procesos de ilegalización del entorno político de ETA, deben llevar o bien a su cese o, si se demuestran que tienen "algún fundamento", al de la cúpula policial.

El PP cree que las palabras de Pumpido deben llevar a su cese o al de la cúpula policial

El PP cree que las palabras de Pumpido deben llevar a su cese o al de la cúpula policial

Etiquetas

Madrid, 23 abr (EFE).- El PP cree que las palabras del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, en las que cuestionó la colaboración de la Policía en los procesos de ilegalización del entorno político de ETA, deben llevar o bien a su cese o, si se demuestran que tienen "algún fundamento", al de la cúpula policial.

Así lo ha señalado el diputado popular Arturo García Tizón en el Congreso de los Diputados, donde ha interpelado al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, por la "descoordinación y "el cúmulo de fallos" en la lucha contra la delincuencia.

A pesar de que el tema central era la inseguridad ciudadana, el diputado del PP ha querido sacar al debate la polémica abierta por las palabras de Pumpido -que hoy comparece en el Senado-, aunque ha habido otras cuestiones en las que se han enfrentado "populares" y el ministro.

"O el fiscal general del Estado es un insensato completo que no debe permanece ni un minuto mas al frente de la Fiscalía, o su acusación tiene algún fundamento y en ese caso tiene que cesar inmediatamente a la cúpula policial correspondiente por falta de colaboración legal exigible con la magistratura en la lucha contra ETA", ha señalado García Tizón.

Para García Tizón, el fiscal general abrió con sus manifestaciones un "histórico e inédito frente con el Ministerio".

Las palabras del fiscal son "causa de una extraordinaria alarma social" y además, según el diputado, "sabía lo que estaba diciendo, era consciente de la trascendencia de sus manifestaciones y quería hacerlo de forma publica y notoria".

El ministro ha recordado que el fiscal ya ha aclarado sus manifestaciones y ha subrayado que "se trata de un tema procedimental", al que no obstante Rubalcaba no le ha restado importancia, porque los procedimientos, ha añadido, la tienen.

Pero Pérez Rubalcaba ha insistido en que los informes de la Policía "llegaron al fiscal del Supremo y al Abogado del Estado", y que estos y los de la Guardia Civil "permitieron la demanda que condujo después a la ilegalización de dos listas en las últimas elecciones de D3M y Askatusuna".

Por lo tanto, ha recalcado el ministro, el "Estado de Derecho funcionó", pues la Fiscalía tuvo a su disposición todos los informes de la Policia y tanto este Cuerpo como el de la Guardia Civil colaboraron en este proceso.

Incluso, en este caso, ha precisado el ministro, "singularmente más la Policía, sencillamente porque tiene informaciones más avanzadas en el mundo del llamado entorno abertzale y sobre todos los procesos de recomposición de las distintas marcas o partidos que ha utilizado la izquierda abertzale radical para intentar presentarse a las elecciones violando la ley de partidos".

Al referirse al caso Gürtel, García Tizón ha dicho que el ministro no puede dar a los populares lecciones de nada, porque pertenece a un partido que ha sido condenado por financiación irregular y cuyos responsables, a su juicio, deberían pedir perdón por el llamado caso del lino que quedó "en cero".

"De lecciones poquitas, yo diría que ninguna", ha concluido el diputado.

Garcia Tizón ha criticado además al ministro por la forma de elaborar las estadísticas de criminalidad y por su actitud hacia los sindicatos policiales, mientras que Rubalcaba le ha recordado que es el único ministro que ha comparecido sistemáticamente para hablar de criminalidad y que ahora hay una gran coordinación entre las fuerzas de seguridad.

Prueba de ello es que hay bases de datos compartidas y que en la de antecedentes policiales se han registrado trece millones de consultas, tanto de la Policía como la Guardia Civil.