El PP dice que en una democracia normal, Chaves ya no sería vicepresidente

  • Málaga, 31 may (EFE).- El secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, ha dicho hoy que "en una democracia normal, (Manuel) Chaves ya no sería vicepresidente de ningún Gobierno" porque "le han pillado", en referencia a la subvención que concedió la Junta, cuando él la presidía, a una empresa en la que trabaja su hija.

El PP dice que en una democracia normal, Chaves ya no sería vicepresidente

El PP dice que en una democracia normal, Chaves ya no sería vicepresidente

Málaga, 31 may (EFE).- El secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, ha dicho hoy que "en una democracia normal, (Manuel) Chaves ya no sería vicepresidente de ningún Gobierno" porque "le han pillado", en referencia a la subvención que concedió la Junta, cuando él la presidía, a una empresa en la que trabaja su hija.

Sanz, que ha inaugurado hoy la sede del PP del distrito de la Carretera de Cádiz en Málaga, ha declarado que este asunto es "un escándalo nacional", y ha añadido que el actual presidente andaluz, José Antonio Griñán, al apoyar a su antecesor en el cargo, "ha puesto la mano en el fuego, pero se va a quemar".

Tras pedir a Griñán que "acepte" la comisión de investigación reclamada por el PP en el Parlamento andaluz, ha recordado que en las cuatro últimas legislaturas, el PSOE ha negado la apertura de 69 comisiones de investigación, algo que "no ocurre en ningún parlamento, sólo en Andalucía".

El dirigente popular ha asegurado que el PP demandará llegar "hasta el final" de este asunto porque los ciudadanos "no pueden entender una política de privilegios como resultado de la confusión de lo público con lo privado".

En cuanto al anuncio de Chaves de que está dispuesto a acudir al Congreso cuando se lo pida para dar explicaciones sobre la subvención, Sanz ha respondido que esa comparecencia es la "obligación" del vicepresidente tercero del Gobierno.

En opinión del secretario general del PP-A, la negativa a facilitar la información solicitada por el PP responde a que "hay algo muy gordo que se quiere ocultar", y ha añadido que la "prueba del algodón" de Griñán es que acepte la petición de que se cree una comisión de investigación.

La subvención de 10,1 millones de euros a la empresa Minas de Aguas Teñidas (MATSA), para la que trabaja Paula Chaves, por parte de la Junta de Andalucía, cuando su padre era presidente, supone "una falta de respeto" a las familias andaluzas, ha subrayado Sanz, quien se ha quejado de que Chaves "confunda la Junta con una empresa familiar".