El PSOE resiste el avance del PP y aumenta ligeramente su ventaja electoral

  • Madrid, 7 may (EFE).- El PSOE resiste el avance del PP y aumenta su ventaja hasta ocho décimas sobre el principal partido de la oposición, según la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que concede el 40,8 por ciento del voto estimado a los socialistas y el 40 por ciento a los "populares".

Madrid, 7 may (EFE).- El PSOE resiste el avance del PP y aumenta su ventaja hasta ocho décimas sobre el principal partido de la oposición, según la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que concede el 40,8 por ciento del voto estimado a los socialistas y el 40 por ciento a los "populares".

El barómetro de abril entregado hoy por este centro demoscópico refleja una subida en estimación de voto para ambos partidos, de 1,1 puntos en el caso del PSOE y de 0,5 décimas para el PP.

Si hoy se celebrasen elecciones generales, el partido liderado por Mariano Rajoy aumentaría del 39,5 del mes de enero al 40 por ciento, incremento insuficiente para superar al PSOE, que pasaría del 39,7 al 40,8 por ciento.

Crece también la distancia entre ambos en cuanto a voto directo -el que expresan los encuestados antes de ponderarse por los sociólogos del CIS-, de tal manera que los socialistas obtienen el 30,4 por ciento (cuando en enero era del 29,3 por ciento) y el PP se hace con el 22,1 por ciento (23 por ciento a comienzos de año).

IU y CiU, de acuerdo con el CIS, mantienen el mismo respaldo electoral que en enero, con un 4,5 y un 3,4 por ciento en estimación de voto, respectivamente, mientras que UPyD ve empeorar ligeramente sus resultados, al descender del 3,1 al 2,9 por ciento, al igual que el PNV, que pierde una décima y se sitúa en el 1 por ciento, y el BNG, que pasa del 1 al 0,6 por ciento.

Suben, en cambio, los republicanos catalanes de ERC, al que el centro sociológico otorga una estimación de voto del 1,5 por ciento, frente al 1,3 por ciento de enero.

Con la única excepción de Rajoy, que mejora en tres décimas su puntuación, todos los líderes políticos pierden popularidad.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sigue siendo el líder más valorado, pero baja su nota media del 4,55 de enero al 4,43; al tiempo, Mariano Rajoy mejora en tres décimas su puntuación, que en esta ocasión llega al 3,54, aunque continúa en el cuarto puesto.

La dirigente de UPyD, Rosa Díez, sigue en el segundo lugar en la tabla de evaluación de líderes políticos, aunque disminuye su puntuación hasta 4,28, al igual que el portavoz parlamentario de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, que consigue una calificación de 3,89 y se mantiene en tercera posición.

El coordinador general de IU, Cayo Lara, recibe una nota de 3,31, seguido del líder de ERC, Joan Puigcercós, con un 3,09, y el presidente canario, Paulino Rivero (CC), con un 3,07.

Uxue Barkos, de NaBai, obtiene un 2,85, por delante del líder del BNG, Anxo Quintana, con un 2,72, y el presidente del PNV, Íñigo Urkullu, con un 2,65.

Realizado mediante 2.500 entrevistas llevadas a cabo entre el 14 y el 21 de abril, unos días después de la remodelación de Gobierno llevada a cabo en Semana Santa por Zapatero, el sondeo suspende a los nuevos ministros incorporados al Gabinete, ya que ninguno de ellos supera la nota media de cinco.

Sin embargo, todos ellos mejoran las puntuaciones obtenidas por sus predecesores, con la excepción de la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, que además es la peor valorada, con 3,51.

Únicamente aprueban la titular de Defensa, Carme Chacón (5,06, y la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega (5,02).

Al 65,9 por ciento de los encuestados Zapatero le genera "poca" o "ninguna" confianza, mientras que al 30,8 por ciento le inspira "bastante" o "mucha", datos que empeoran la anterior percepción de los ciudadanos que era del 64,5 y del 32,4 por ciento en cada caso.

También Rajoy pierde credibilidad porque transmite "ninguna" o "poca" confianza al 80 por ciento de las personas a las que ha preguntado el CIS (antes el 77,3), y sólo produce "mucha" o "bastante" al 16,7 por ciento (antes el 18,2).

Otra de las cuestiones por las que se interesa el barómetro de este instituto demoscópico atañe a la gestión que está llevando a cabo el Gobierno, que es calificada como "mala" o "muy mala" por el 39,2 por ciento; "buena" o "muy buena" por el 15,9 por ciento, y "regular" por el 42 por ciento.

Por lo que respeta a la actuación política del PP en la oposición, el 51,6 por ciento considera que es "mala" o "muy mala", frente a un 9,5 por ciento que cree que es "buena" o "muy buena" y un 34,9 por ciento que la tilda de "regular".