Fraga dice que le "gustaría" que Gallardón fuera secretario general del PP

  • Madrid, 6 may (EFE).- El presidente fundador del PP, Manuel Fraga, ha manifestado hoy que le gustaría que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, se convirtiera en el secretario general del partido porque tiene "un gran concepto" de él, como "muchos españoles".

Fraga dice que le "gustaría" que Gallardón fuera secretario general del PP

Fraga dice que le "gustaría" que Gallardón fuera secretario general del PP

Madrid, 6 may (EFE).- El presidente fundador del PP, Manuel Fraga, ha manifestado hoy que le gustaría que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, se convirtiera en el secretario general del partido porque tiene "un gran concepto" de él, como "muchos españoles".

Así se ha expresado el también senador "popular" durante la presentación en Madrid del documental "Últimos testigos: Fraga Iribarne y Carrillo, comunista", en la que ha apuntado que no ve a Gallardón en "ninguna función en especial" porque lo que haga, "lo hará bien".

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ya negó rotundamente que se haya planteado nombrar a Gallardón secretario general del PP, tal y como aseguraban varios medios de comunicación.

Fraga, preguntado por los periodistas por esta posibilidad, ha respondido que le "gustaría" esta opción porque, como "muchos españoles", tiene un "gran concepto" de Gallardón.

También se ha referido a José María Aznar y ha considerado "natural" su presencia en la actualidad política, dada su condición de ex presidente del Gobierno y porque no interfiere en la actividad del partido.

Con respecto a los supuestos casos de corrupción dentro del PP, el dirigente "popular" ha afirmado que le parecen "muy mal", pero ha subrayado que no se puede expulsar a los implicados hasta que no haya "certeza" de las acusaciones que se les imputan.

Otra de las cuestiones a las que ha hecho alusión es a la propuesta de IU e ICV para reprobar al Papa en el Congreso de los Diputados, una iniciativa que ha definido como "error gravísimo".

Benedicto XVI, ha apuntado, es un jefe de Estado, y sólo por esa razón se trata de una iniciativa "impertinente".