Gobierno vasco recuerda al PSE-EE que apoyó los presupuestos que incluyen ayudas a familias para visitar a los presos

Cree que "lo más normal del mundo" es que Ibarretxe se presente a la investidura porque "ha sacado más de 80.000 votos" a López BILBAO, 26 (EUROPA PRESS) La portavoz del Gobierno vasco en funciones, Miren Azkarate, recordó hoy al PSE-EE que apoyó en el Parlamento vasco los Presupuestos para el año 2009 que incluyen las partidas de ayudas para familiares de presos y que, aunque concretamente se mostraron contrarios a ese punto, "luego dieron el sí" a las cuentas "que contenían esta partida". Además, señaló que "lo más normal del mundo" es que Juan José Ibarretxe presente su candidatura a la investidura como lehendakari porque "ha ganado las elecciones claramente y ha sacado más de 80.000 votos" a Patxi López. En una entrevista a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, Azkarate se refirió, de esta forma, a las declaraciones realizadas ayer por el secretario de Organización del PSE-EE, Rodolfo Ares, que aseguró que el nuevo Gobierno vasco de Patxi López anulará las ayudas "para visitar a presos de ETA". "Esto es una partida de dinero incluida en los Presupuestos para el 2009, y esos Presupuestos se aprobaron con los votos favorables del PSE. Es verdad que, concretamente, los socialistas se mostraron contrarios a esta partida, pero luego, cuando perdieron la votación, dieron el sí a los Presupuestos que incluían esa partida", reiteró la portavoz del Ejecutivo en funciones. En este sentido, preguntó al PSE-EE "qué culpa tienen las familias que reciben esas subvenciones para ir a visitar a un familiar que, por ser miembro de ETA, por ser presuntamente miembro de ETA, o porque, por medio de la interpretación de Garzón de que ETA, Batasuna o ANV son lo mismo, está encarcelado a vete a saber cuantos kilómetros". De esta forma, denunció que, si esas familias "son de ETA", en Euskadi "no son pocos los miembros de ETA", algo que, en su opinión, debería "hacer pensar" tanto a socialistas como a "toda la sociedad", sobre "la frivolidad con la que se mezcla a ETA, Batasuna, ANV o los familiares de presos". "Por lo tanto, ¿hay miles y miles de miembros de ETA en esta sociedad?", se preguntó. PSE-PP Por otro lado, la portavoz del Gobierno vasco en funciones consideró que un hipotético acuerdo entre PSE y PP dependerá de "hasta dónde están dispuestos los socialistas a estar amarrados al yugo del PP", y añadió que el PSE esperaba "mejores resultados" en las elecciones del pasado 1 de marzo y que el PP dice "toda la verdad" al afirmar que son sus 13 parlamentarios los que "ponen o quitan lehendakari". Azkarate indicó que el PP "tiene claro" que apuesta por "un frente constitucionalista" y que tratará de "marcar al PSE para llevárselo a su molino" para, de esa manera, "cortar las alas de la voluntad que algunos (en el PSE) pudieran tener de lograr otro tipo de acuerdos" a la hora de formar el Gobierno. "Ahora pueden decir lo que quieran, pero, viendo las declaraciones realizadas en la noche electoral, algunos vimos claro que esperaban mejores resultados. En cambio, el PP se ha quedado muy a gusto con los resultados logrados y, en ese sentido, creo que Basagoiti dice toda la verdad cuando afirma que el cambio no lo traen los 25 asientos del PSE, sino los 25 más 13, y cuando dice que son esos 13 votos los que ponen o quitan lehendakari", reiteró. IBARRETXE Por otra parte, Miren Azkarate señaló que, "si ha ganado claramente las elecciones y si saca más 80.000 votos al segundo partido", es "lo más normal del mundo" que Juan José Ibarretxe presente su candidatura en la sesión de investidura del nuevo lehendakari porque, "que yo sepa el trato entre PP y PSE aún no está hecho y, de todas maneras, siempre tendrá esa legitimidad". Asimismo, consideró que, en caso de que finalmente Patxi López sea el próximo lehendakari, la decisión de ser el principal dirigente de la oposición "le corresponde a él (Ibarretxe), y de eso deberá hablar él, porque son decisiones personales y yo las voy a respetar totalmente". Además, afirmó que, "indudablemente", es posible dirigir la sociedad desde la oposición, tal y como se comprometió a hacer el propio Ibarretxe en caso de que no saliera elegido lehendakari. "¿Cómo?. Pues haciendo propuestas, presentando iniciativas y realizando una oposición razonable. Así se dirigen las decisiones desde la oposición", concluyó.