Gobiernos central y vasco acuerdan transferir las políticas activas de empleo a Euskadi a partir del 1 de enero de 2010

Chaves y López, que se reunieron en Vitoria, destacan el clima de "normalidad y lealtad" entre ambas administraciones

VITORIA, 21 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, y el lehendakari, Patxi López, acordaron hoy la transferencia de las políticas activas de empleo a Euskadi, que se hará efectiva el 1 de enero de 2010. Este compromiso forma parte del calendario establecido hoy entre los ejecutivos central y vasco para avanzar en la transferencia de las competencias pendientes de asumir por parte de la comunidad autónoma, que el anterior Gobierno vasco cifró en 37.

Chaves y López estuvieron acompañados de una importante representación de ambas administraciones en un encuentro celebrado en Vitoria, que coincide con la huelga general convocada en Euskadi por los sindicatos nacionalistas. Ambos dirigentes enmarcaron la reunión en la necesaria "lealtad y colaboración institucional" entre sus respectivos equipos de gobierno.

Antes de la comparecencia de López y Chaves en la sala de prensa de la sede de la Presidencia del Gobierno vasco, fueron instaladas las banderas de Euskadi, España y Europa. Según se explicó desde la Presidencia, la instalación de las enseñas en este espacio dependerá del carácter del acto que se celebre en el mismo. En el caso de la comparecencia de hoy, la colocación de la bandera estuvo motivada por la asistencia al acto de un destacado miembro del Ejecutivo central.

El principal resultado de la reunión es el compromiso de transferir las políticas activas de empleo al País Vasco, que es la única comunidad autónoma que aún no dispone de estas competencias. Según anunció el lehendakari, la transferencia se hará efectiva a partir del 1 de enero de 2010, es decir, cuando entren en vigor los próximos presupuestos.

"CUÁNTO Y CÓMO"

Aún no se ha determinado la cuantía económica que podría suponer esta transferencia, aspecto que ha sido uno de los principales factores que han impedido hasta el momento el traspaso de estas políticas, que el anterior Gobierno vasco cifraba en 400 millones de euros y el Ejecutivo central, en 170 millones. "Es la primera reunión, no vamos a fijar ya ni cuánto ni cómo", dijo López.

Chaves, que calificó la reunión de "importante", subrayó que lo más relevante de la misma es que sea entendida "dentro de la normalidad democrática e institucional". En este sentido, explicó que la actitud del Gobierno central respecto a la transferencia de competencias a Euskadi tendrá como "puntos de referencia" el discurso de investidura del lehendakari, la resolución aprobada por el Parlamento vasco sobre la lista de transferencias y "el despliegue del Estatuto de Autonomía vasco, que forma parte del bloque constitucional".

El vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial consideró que "lo importante es que haya lealtad institucional y cooperación" entre ambas administraciones.

Por su parte, López enmarcó el encuentro en "la normalidad" que debe caracterizar la relación entre ambas administraciones y en el compromiso de su gobierno por impulsar "el desarrollo leal y pleno del Estatuto". El lehendakari indicó que en su encuentro con Chaves analizó las competencias pendientes de transferir a Euskadi, una cuestión en la que ambos gobiernos trabajarán sobre la base de los acuerdos del Parlamento vasco sobre esta materia.

La más "urgente" de las materias pendientes de transferir, según López, es la relativa a las políticas activas de empleo, a las que se refirió como "una herramienta poderosa" para mejorar la empleabilidad de los parados.

CÁRCELES

No obstante, explicó que también se debatió sobre otras materias susceptibles de ser traspasadas a Euskadi, entre las que destacó incluso las políticas penitenciarias. Aunque reconoció que se trata de una cuestión que presenta "dificultades", confió en poder "seguir avanzando" en la transferencia de determinados servicios parciales relacionados con esta materia, para "en el futuro poder hablar incluso de la competencia en su conjunto".

"Estamos desbrozando todos estos asuntos, fijando prioridades y metodologías de negociación para empezar a lograr acuerdos cuanto antes", indicó. El lehendakari explicó que en el encuentro de hoy se estableció un calendario y se fijaron los grupos de trabajo que se encargarán de analizar las respectivas materias susceptibles de ser transferidas. López no precisó el número de competencias que considera que habrían de ser transferidas, una cifra que el anterior Gobierno vasco cifró en 37.

En el encuentro también se abordaron otras cuestiones, como el impulso del Tren de Alta Velocidad (TAV), la colaboración para tratar de traer a Euskadi Fuente de Espalación de Neutrones o la mejora de la Administración de Justicia. En materia de Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i) también se debatió sobre los proyectos vascos que optan, por un valor de 80 millones de euros, al fondo estatal existente para financiar este tipo de iniciativas.