Gürtel.- Bermejo reconoce como "inoportuna" la cacería con el juez Baltasar Garzón

SEVILLA, 16 (EUROPA PRESS) El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, reconoció hoy que la cacería en la que coincidió en Jaén con el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón "probablemente" pudo ser "inoportuna", si bien lamentó que el PP esté intentando elevar dicho encuentro "inoportuno" a la categoría de "problema institucional". En rueda de prensa en Sevilla, el titular de Justicia criticó en este sentido que el PP intente "transformar" el encuentro en Jaén "en una conspiración", ya que, a juicio del ministro, "eso sólo ocurre cuando alguien anda tan desesperado que necesita una cortina de humo espesa". Para Fernández Bermejo, actualmente se está asistiendo a un enfrentamiento "como nunca se había conocido" en el PP, aunque tal "lucha interna", según apuntó el ministro, lo deben explicar desde dicho partido pues "el denunciante es miembro del PP, parece que los denunciados también", así como "los que conspiran por Madrid y se persiguen". "Hay un problema muy grave que es que aquel que dispara contra el juzgado central 5 lo hace para tapar graves problemas de corrupción", dijo Bermejo, quien aseguró que "contra la corrupción lo que hay que hacer es cerrar filas con la Justicia y no hacer una cortina de humo para intentar salvar las propias carencias". "Arreglen sus problemas para ayudarnos a arreglar los problemas del país como la crisis porque este es momento de arrimar el hombro", sentenció. Asimismo, en relación a la cacería también señaló que "se está pretendiendo vender que allí pasó algo que no debiera" y "una cosa es que algo no es oportuna y otra falsear la realidad". "El encuentro entre el juez y el ministro fue con luz y taquígrafo porque allí había unas 50 personas", prosiguió Bermejo, que informó de que la cacería del sábado 7 de febrero costó 1.000 euros que pagó de su bolsillo y la del domingo fue un "descaste" al que acudió por invitación del propietario de la finca. Finalmente, pidió al PP que no utilice "lo que no da para tanto para tapar las propias vergüenzas" y que arreglen "sus problemas" pues "mientras tanto no se está echando una mano para que todos ayudemos a salir de la crisis".